Foto cortesía El Espectador.

Foto cortesía El Espectador.

Nica Act y Magnitski en cuenta regresiva para convertirse en ley

Estas propuestas buscan imponer más sanciones contra el gobierno y funcionarios que dirige el presidente de la república Daniel Ortega Saavedra.


Este miércoles la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de los Estados Unidos fusionó los proyectos de ley conocidas como Nicaraguan Investment Conditionality Act (Nica Act) y la Ley Global Magnitsky sobre Responsabilidad de Derechos Humanos (Ley Magnisky) que pretenden imponer más sanciones contra el gobierno y funcionarios que dirige el presidente de la República, Daniel Ortega Saavedra.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha señalado al gobierno del mandatario de ser responsable de las muertes de al menos 372 ciudadanos durante las protesta de los últimos 5 meses.

Lea: EE.UU. dice unas elecciones “libres, justas y transparentes” son la vía para restaurar la democracia en Nicaragua

Durante la última peor crisis generada en Nicaragua, la administración del presidente de los Estado Unidos Donald Trump, fijó la mirada a este caso, teniendo como resultado la congelación de visas a funcionarios ligados al mandatario Daniel Ortega.

En junio, el departamento de Estados de los Estados Unidos hizo efectiva las sanciones a Francisco Díaz, jefe de la Policía de Nicaragua, y Francisco López, tesorero del Frente Sandinista de Liberación Nacional, señalados por supuestamente participar en la represión policial durante las protestas y cometer actos de corrupción.

Congresista Republicana busca extender lista de sancionados

La congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen ha estado cabildeando para que se aprueben las medidas contra López y Díaz, además de otros nicaragüenses que, a su juicio, deben ser sancionados y entre ellos están Gustavo Porras, jefe de la Asamblea Nacional, Sonia Castro, ministra de Salud, Roberto López, presidente del Instituto de Seguridad Social, y Tirso Celedón, desarrollador inmobiliario.

¿Qué ha dicho el presidente Ortega?

Referente al tema, el gobierno de Nicaragua el pasado mes de abril calificó de “ciega, sorda e irracional” la llamada ‘Nica Act’, un proyecto de ley que fue presentado en el Congreso de Estados Unidos, y aseguró que fue “concebida por mentes insensibles, mal intencionadas y cerradas”.

“Cada uno de estos individuos es parte del círculo interno de Ortega y es responsable de esos actos de corrupción y violaciones de derechos humanos, todos los cuales han sido ampliamente reportados. Insto a la administración a que no se demore más, y que tome medidas rápidas para congelar activos, cancelar visas y sancionar, en toda la extensión de nuestra ley, a aquellos que son responsables de tanta corrupción y tantos homicidios en Nicaragua“, enfatizó la congresista durante una entrevista a un medio internacional.