Foto: Gerall Chávez

Foto: Gerall Chávez

Para aprobar Ley de Reconciliación, se debe trabajar primero los DD.HH., según CPDH

Denis Darce, director de proyectos de la CPDH, trabajar primero el tema de Derechos Humanos sería una señal de que el Gobierno quiere verdaderos cambios


Ante la propuesta de Ley de Reconciliación que promueve el Gobierno de Nicaragua, “no se puede hablar de una iniciativa de Ley de Reconciliación mientras se sigan cometiendo injusticia y detenciones ilegales”, asegura Denis Darce, director de proyectos de la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH).

Antes de aprobar esa Ley, según Darce, se debe trabajar el tema de derechos humanos, lo cual sería una señal de que el Gobierno quiere verdaderos cambios y que, además de hacer justicia, se deben de liberar a los presos políticos.

“El gobierno tiene que definitivamente impulsar procesos de cambios institucionales, impulsar cambios dentro del mismo enfoque el partido para gobernar y empezar a que las instituciones realmente retomen el cauce de la legalidad, de la legitimidad y una vez que se recupera la confianza de la ciudadanía se aclaren todo lo hecho. Que haya acceso a la justicia, se liberen los presos políticos, se deje de estar reprimiendo el derecho a manifestarse y opinar, entonces sí podemos empezar hablar de cuáles son las soluciones a la crisis y cuál es la mejor ruta. La ruta no es la impunidad, la ruta tiene que ser la protección, la garantía de los derechos humanos”, dijo Darce.

Darce refiere que no se puede promover esta Ley, porque aparentemente se busca amnistía para los funcionarios que son señalados directamente de ser los responsables de violar los derechos humanos durante la crisis social.

Para algunos expertos el principal problema que vive el país es la violación sistemática a los derechos humanos, por tal razón sugieren no aprobar esta Ley para la Reconciliación por considerarla que está fuera de lugar.

“El problema fundamental en este país es la violación sistemática a los derechos humanos, ese es el problema uno en este país, y no se va resolver con ninguna otra ley, más que la práctica cotidiana, permanente, efectiva y consciente de respetar los derechos fundamentes de los ciudadanos” asegura el analista político Fanor Avendaño.

La clase política reconoce que se debe avanzar en un entendimiento nacional y los expertos recomiendan sanear las instituciones públicas como la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos.

La restitución y el respeto a los derechos humanos, liberar a los presos políticos y aplicar verdadera justicia, serían una señal de que el gobierno quiere verdaderos cambios, señalan los expertos.