Foto Gerall Chávez.

Foto Gerall Chávez.

Asamblea Nacional en austeridad

La Asamblea Nacional estudia la posibilidad de reducir los bonos de combustibles a los diputados.


La Asamblea Nacional inició un proceso de austeridad como medida de ahorro en los edificios del poder legislativo, según confirmó el segundo secretario de la Junta Directiva Legislativa, Wilfredo Navarro, quien indicó que entre el plan está encender el aire acondicionado a partir de las nueve de la mañana y apagarlo a las cuatro de la tarde durante la semana de trabajo.

Navarro desconoce cuánto se estaría ahorrando por la reducción de algunos beneficios que por muchos años los parlamentarios gozaban.

Lea: Dictamen del PGR 2019 supera los 80 mil millones de córdobas

El funcionario también aseguró que se está analizando reducir los cupones de combustible que se le asignaba a cada diputado. Asimismo destacó que los viáticos para viajes serán eliminados.

"Estas medidas se están desarrollando en todas las instituciones del gobierno. Sé que es un porcentaje lo que se va a bajar en los cupones de combustible", enfatizó Navarro tras agregar que a esto se le incluye los fondos que fueron quitados para ayuda social.

Por su parte, el diputado de la Bancada Unidad Liberal, Mauricio Orúe, informó que entre los planes de ahorro que implemente el área administrativa de la Asamblea Nacional es la reducción de bonos de combustibles que se les asigna mensualmente.

Orúe destacó que "están dispuestos a acatar lo orientado por la directiva".

El parlamentario precisó que las medidas están basadas para la protección presupuestaria debido a la actual situación en el país.

Más: Situación de Nicaragua sigue presente en agenda internacional, según experto

"Es bueno el ahorro, pero aquí los afectados son los que recibían las becas, los medicamentos y otras obras sociales que apoyábamos. Cada institución tiene su propias medidas de austeridad", indicó Orúe en relación a los fondos que se les asignaba para la ayuda social.

Los parlamentarios al año recibían un presupuesto económico en Ayuda Social que eran para becas, medicamentos, exámenes especializados y, supuestamente, proyectos para comunidades que ello mismos ejecutaban.