Cancelan personalidad jurídica a CENIDH y Hagamos Democracia

"Esto es un odio, es una represión política" (del gobierno), así calificó el Cenidh la cancelación de su personería jurídica cuyo tramite fue aprobado este miércoles en el parlamento por mayoría de votos de diputados sandinistas.


La amplia mayoría de los diputados que pertenecen al Gobernante sandinista continúan cancelando la personalidad jurídica a las instituciones no gubernamentales que han criticado al gobierno de Nicaragua, por su accionar ante la situación del país.

Nuevamente el oficialismo acusa a al Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, (Cenidh) y la organización Hagamos democracia de participar en la desestabilización del país, a través de financiamiento los grupos que el gobierno llama terroristas y golpistas, argumentos utilizados para aplicarle el artículo 24, incisos a, b y d de la Ley General Sobre Personerías Jurídicas Sin Fines de Lucro.

“El Cenidh utilizó el esquema organizacional para gestionar recibir canalizar y facilitar los fondos para alterar el orden público y realizar acciones para desestabilizar el país violentando con estas acciones lo establecido en la ley número 147”. Refiere el escrito con trámite de urgencia presentado en la Asamblea Nacional.

Según la iniciativa que dio lectura la diputada sandinista Loria Dixon, primera secretaria de la junta directiva del parlamento, “El cenit desnaturalizó su personalidad jurídica al no actuar apegado a los fines y objetivos por lo cual es se constituyeron en organismo sin fines de lucro”.

Dixon en la lectura refiere que el objetivo por el cual se le otorgó la personería jurídica es, “alcanzar la paz con justicia Nicaragua, por el contrario utilizó el esquema organizacional para otros fines”.

Hagamos Democracia (HADEMOS)

Según un documento del (Migob) enviado al presidente de la Asamblea, Gustavo Porras, la institución Hademos “realizó actividades que no estaban de acuerdo a los fines y objetivos por los cuales se constituyeron en organismo sin fines de lucro ya que gestionaron fondos” para supuestamente “organizar actos terroristas para desestabilizar al país”.

Estas acciones, según el Migob, están sustentadas por investigaciones realizadas por la Policía Nacional a la institución.

La cancelación de la personalidad jurídica de Hagamos Democracia fue aprobada con 70 votos a favor, 17 en contra, 0 abstenciones y 3 presentes.

Sólo 16 diputados votaron en contra de esa decisión, pero 79 legisladores sandinistas y aliados dieron el visto bueno, lo que para la oposición estas acciones que están tomando el gobierno y sus diputados significan más violación a las leyes nicaragüenses.

“Se está dejando a un lado los principios fundamentales de justicia en el país, se está cancelando personería jurídica de organizaciones que los acusan de comerte los delitos, las organizaciones no cometen delitos, somos las personas humanas las que podemos ser señalada juego acusados y debería ser primero procesado correctamente en los tribunales de justicia para luego venir a tener evidencia de cancelación, pero aquí se están volando todas las garantías constitucionales de libertad expresión y asociación. Dice el diputado Alfredo César del Partido Conservador.

Los diputados sandinistas aseguran que fue el propio Ministerio de Gobernación que solicitó la cancelación de la personería jurídica al organismo Hagamos Democracias y del Cenidh, por haber incumplido lo que establecía la origen de creación.

Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH)

En cuanto al Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, CENIDH, el Migob alegó que “se encuentra acéfalo y en incumplimiento ante el ente regulador, ya que su Junta Directiva se encuentra vencida desde el 25 de abril de 2018, y no reportaron sus estados financieros de 2017”, lo que violenta lo establecido en la Ley 147 Ley General Sobre Personas Jurídicas Sin Fines de Lucro, artículo 13, literal f y artículo 21.

Para la entidad estatal, el CENIDH no ha cumplido a cabalidad sus obligaciones de defender y promover los derechos humanos para alcanzar la justicia en Nicaragua.

“Las acciones del CENIDH han sido totalmente parcializadas hacia un sector social al no actuar apegados a los fines y objetivos bajo los cuales se constituyeron”, señaló el comunicado del Migob.

Nuevamente, se le quitó la personalidad jurídica por “gestionar recibir, canalizar y facilitar fondos para alterar el orden público y realizar acciones para desestabilizar el país”.

Parte de la orden enviada a la Asamblea Nacional

La cancelación de la personalidad jurídica del CENIDH fue aprobada igualmente con 70 votos a favor, 17 en contra, 0 abstenciones y 3 presentes.

"Es represalia política", asegura el CENIDH

"Esto es un odio, es una represión politica" (del gobierno)", así calificó el CENIDH la cancelación de su personalidad jurídica cuyo trámite fue aprobado este miércoles en el parlamento por mayoría de votos de diputados sandinistas bajo la justificación de que el organismo supuestamente está acéfalo y lo señala además de “recibir fondos para alterar el orden público y realizar acciones para desestabilizar el país”.

“Todas nuestras acciones han estado enmarcadas dentro de la ley y dentro de nuestros estatutos, de nuestra misión, de nuestra visión y de la razón de ser de nuestra organización y la razón de ser precisamente ha sido con entereza, con firmeza y documentando cada cosa, comprobar y llevar ante la opinión pública internacional, ante los organismo internacionales de derechos humanos la verdad de la cruel y brutal represión y violación de los derechos humanos que Daniel Ortega y Rosario Murillo empezaron a dirigir y a realizar a través de las diferentes instancias represivas e instrumentalizadas”, señaló Vilma Núñez, presidente del Cenidh.

“Las personas jurídicas no comenten delito, pero si nos quieren con eso imputar acciones al margen de la ley a cualquiera de nosotros, a mí, definitivamente que sepan que no les tenemos miedo, que nosotros no vamos a dejar flotando en el ambiente ninguna afirmación antojadiza en la cual se nos quiera imputar”, añadió.

Núñez agregó además que a pesar de la cancelación de su personalidad jurídica, esta organización no dejará de brindar apoyo a la población en la defensa de sus derechos humanos y recurrirán ante Gobernación para reclamar con instrumentos que le concede la ley por la cancelación de su personalidad jurídica.

Desde el exilio, Luciano García, presidente de Hagamos Democracia, ha reaccionado también a la decisión del gobierno de cancelarle la personalidad jurídica a esta organización civil.

“Queremos externar nuestra indignación, de que en nuestro país se siguen reprimiendo los derechos civiles de las instituciones y de los ciudadanos. Estamos totalmente claros que el régimen lo que quiere hacer básicamente es callar las voces de todas aquellas instituciones que han estado denunciando las barbaries del régimen represor. Queremos dejar claro que nuestra institución siempre desde sus inicios, desde hace más de 25 años ha sido promotora de los derechos civiles, de los derechos cívicos de los ciudadanos, del fortalecimiento de la democracia en Nicaragua”, sostuvo García.

Con la cancelación de la personalidad jurídica del Cenidh y de Hagamos Democracia, ya suman 4 las organizaciones de la sociedad civil y de defensa de los derechos humanos a los que se les ha cancelado su personalidad en las últimas semanas por ser críticos al gobierno, siendo los primeros CISAS y el IEEPP.