Foto Gerall Chávez.

Foto Gerall Chávez.

Empresarios preocupados por impacto de la Nica Act

El proyecto de Ley Nica Act de los senadores estadounidenses busca condicionar préstamos a Nicaragua.


El sector empresarial está preocupado por el avance que ha tenido el proyecto de Ley Nica Act. Todos coinciden en que las proyecciones que tendría esta Ley no son nada favorable para el país.

Ante esa enminente amenaza, los empresarios dicen que urge que las autoridades de gobierno den una señal de buena voluntad para detener la aplicación de la Ley que amenaza en condicionar los préstamos a Nicaragua.

“Esto va a venir a agudizar la crisis socioeconómica del país y definitivamente todos los nicaragüenses vamos a tener que pagar ese precio; nosotros seguimos insistiendo en que el diálogo es la única salida a esta situación que vive el país, por lo tanto tenemos que sentarnos a dialogar”, señala el empresario Michael Healy.

Lea: Presentan tercer informe sobre Nicaragua en Consejo Permanente de la OEA

Healy, quien ocupa la presidencia de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua, (UPANIC) dice que retomar el diálogo está en las manos del gobierno, puesto que son ellos quienes no han querido sentarse a buscar soluciones al contexto del país.

Los empresarios temen que las posibles sanciones que lleguen a Nicaragua afecten más la actividad económica, el tema de las exportaciones podría ser el blanco de las afectaciones por no buscar soluciones a este problema, refiere el empresario Álvaro Vargas.

Esto provoca un problema a Nicaragua entera, comenzando desde por el desempleo, si no hay empresas no hay empleo, entonces esto va a poner en riesgo las exportaciones a los Estados Unidos, el sector agropecuario su principal mercado son los Estados Unidos o sea que para el sector rural por ejemplo sería catastrófico algunas acción con el DR-Cafta con las exportaciones a ese país", dice Vargas.

El proyecto de Ley Nica Act de los senadores estadounidenses busca condicionar préstamos y cortar ayudas a Nicaragua por la situación que no ha sido resuelta, así como dar sanciones a funcionarios del gobierno que hubiesen participado en la violación de derechos humanos.

Solo falta que el presidente Donald Trump firme dicho proyecto para que se convierta en Ley.

Ante las declaraciones que dieron los senadores estadounidenses sobre si el presidente Daniel Ortega adelanta las elecciones podría detener aplicación de la Nica act, lo expertos señalan que “El gobierno puede en todo momento todavía jugar cartas dentro de este juego político internacional pero evidentemente el espacio ya es muy reducido”. Señala el analista político Roger Guevara.

El analista señala que para que el gobierno pueda jugar con con capacidad tiene que dar pruebas suficientes de que tiene buenas fe y que además está dispuesto cumplir lo que promete de buena manera.

Pues el analista político Fanor Avendaño, señal que el tema debe ser resuelto en Nicaragua, pues asegura que debe haber buena voluntad, a pesar que no se ha visto de parte del gobierno.