Aíslo total para Nicaragua si se aplica Carta Democrática

La Carta Democratica implica sanciones que van desde un llamado de atención al país por parte de los estados miembros, hasta la suspensión de la nación.


La aplicación de la Carta Democrática a Nicaragua afectaría al país no solamente en el aspecto político, sino también en el económico y militar, así lo aseguró Róger Guevara, analista político.

La Carta Democratica implica sanciones que van desde un llamado de atención al país por parte de los estados miembros, hasta la suspensión de la nación.

Lea: Gobierno de Nicaragua responde a solicitud de Almagro sobre aplicación de Carta Democrática

"Cuando quedan al margen del orden jurídico se está situando el gobierno y el país en una situación vulnerable en el orden internacional porque cualquier país puede tomar las medidas unilaterales que crea convenientes de cualquier orden sean diplomáticas, sean jurídicas, sean militares y evidentemente no hay orden jurídico que ampare al país", dijo el analista político.

También implicaría la suspención de los negocios internacionales entre el país sancionado y los países miembro, situación que vendría a empeorar la economía nacional ya afectada por el actual contexto sociopolítico en Nicaragua.

Por su parte, el exembajador de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Edgard Parrales, asegura que la Carta Democrática implicaría un problema en la relación de Nicaragua y entidades financieras internacionales, entre ellas el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

"El BID es uno de los organismos financieros que más apoya a Nicaragua tanto con préstamos como con donaciones y eso implicaría, sumado a la gestión que se está haciendo en el congreso norteamericano con la ley Nica act y la aprobación del acta ejecutiva; todo eso sumaría que se le cierran toditos los espacios financieros", explicó el exdiplomático.

En un reciente encuentro entre los representantes de los países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), el secretario general, Luis Almagro; pidió se aplique la Carta Democrática a Nicaragua para que el gobierno del presidente Daniel Ortega retome el diálogo nacional con los diferentes sectores y "garantice un estado de derecho" a la población.