Sectores religiosos definen sus testigos para que participen en la mesa de negociación

La iglesia evangélica nicaragüense también participará como testigo en este diálogo y serán representados por el pastor Jorge Ulises Rivera, miembro de la Fraternidad de Iglesias Misión Centroamericana.


El cardenal Leopoldo José Brenes comunicó que la Conferencia Episcopal de Nicaragua elegirá este viernes a sus obispos representantes en la mesa de negociación entre el gobierno y la Alianza Cívica, en la que participarán como testigos. El jerarca católico prefirió no dar nombre de los posibles elegidos, pues aseguró que la decisión no será individual.

"Yo pertenezco a un colegio y se llama Conferencia Episcopal", refiere el cardenal al ser consultado acerca de la carta de invitación que recibió la iglesia católica.

El jerarca católico afirmó que aún no saben quiénes serán sus representantes hasta el viernes que se reúnan.

“El papa Francisco nos ha pedido tener colegialidad y sinolidalidad, qué significa esto, que no se hace nada solo”, dijo Brenes.

Quien también opinó del diálogo entre el Gobierno y la Alianza Cívica fue Kevin Sullivan, embajador de Estados Unidos en Nicaragua, quien afirmó que el gobierno de su país está complacido con los avances que se ha tenido en esta mesa de negociación, que podría acabar con la situación sociopolítica difícil.

“Vemos un buen camino para lograr soluciones en el país. Hay que ver el diálogo como una oportunidad de encontrar soluciones a los conflictos”, comentó Kevin Sullivan, embajador de Estados Unidos en Nicaragua.

La iglesia evangélica nicaragüense también participará como testigo en este diálogo y serán representados por el pastor Jorge Ulises Rivera, miembro de la Fraternidad de Iglesias Misión Centroamericana.

“Como pueblo evangélico, tenemos una población no menor al 48%, por lo que somos una significativa parte. Tenemos la capacidad moral, espiritual y académica para aportar al bien de este país”, expresó Saturnino Cerrato, Superintendente de la Asamblea de Dios.

La mesa de negociación lleva seis días en sesión y ya se ha definido la hoja de ruta en la que se trabajará, con la que se pretende poner fin al conflicto sociopolítico que vive Nicaragua.