Foto Cortesía.

Foto Cortesía.

Parlamento Europeo discutirá resolución sobre crisis nicaragüense

Hace unos meses el hemiciclo europeo ya había advertido de la posibilidad de aplicar sanciones a Nicaragua debido a la falta de voluntad del gobierno del presidente Daniel Ortega de poner fin a la crisis política y de violación de derechos humanos en el país.


Este 13 y 14 de marzo son las fechas que el Parlamento Europeo ha fijado para discutir y aprobar una resolución sobre la situación en Nicaragua.

Hace unos meses el hemiciclo europeo ya había advertido de la posibilidad de aplicar sanciones a Nicaragua debido a la falta de voluntad del gobierno del presidente Daniel Ortega de poner fin a la crisis política y de violación de derechos humanos en el país.

Lea: "Negociaciones" se dan por segundo día consecutivo sin la Alianza Cívica

De acuerdo a la agenda, este 13 de marzo se emitirá un proyecto de resolución en base al análisis de un informe que será presentado en el parlamento sobre la actual crisis de democracia y de derechos humanos en Nicaragua.

El análisis de este informe y el proyecto de resolución coincidieron con la suspensión de las negociaciones entre la Alianza Cívica y el Gobierno en el Diálogo Nacional así como con la visita al país de Luis Ángel Rosadilla, delegado especial de la secretaría general de la Organización de Estados Amercianos, OEA.

En relación al tema, el analista político Fanor Avendaño destacó que la resolución del Parlamento Europeo podría "tener un impacto político muy importante y puede ser que sea también muy grave para la política exterior del gobierno del señor Ortega porque este parlamento, aunque es cierto que ya no va a sesionar, sí deja un mandato a las instancias europeas respectivas".

A criterio del exdiplomático y analista político Mauricio Díaz, las posibilidades de que el Parlamento Europeo emita una resolución contundente contra el gobierno del presidente Ortega no se pueden descartar del todo.

"Los eurodiputados están tremendamente claros de lo que aquí sucede, están embebidos de la problemática nacional. Mañana ellos van a intervenir y van a decir lo que vieron aquí; van a decir que les ofrecieron la casa por cárcel de todos los detenidos, de todos los prisioneros. Van a decir lo que no se ha cumplido. Los europeos están pidiendo algo que es lógico que se pida, ¿cómo nos vamos a ir a sentar a una mesa de diálogo con todos los prisioneros (aún en las cárceles), con gente que ha denunciado crímenes brutales incluyendo los de lesa humanidad? Es casi un acto de irresponsabilidad", señaló Díaz.