Luis Ángel Rosadilla, enviado de la OEA para Nicaragua.

Luis Ángel Rosadilla, enviado de la OEA para Nicaragua.

OEA busca espacio en mesa de negociaciones entre el gobierno y Alianza Cívica

Desde que se conoció la reanudación del diálogo nacional; la Organización de Estados Americanos estableció como condición para ser garantes internacionales la libertad de todos los presos políticos.


El Enviado Especial de la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos, OEA, Luis Ángel Rosadilla aseguró que ha sostenido encuentros con el gobierno y representante de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia para evaluar un espacio en las negociaciones que sostienen ambas partes para ponerle fin a la profunda crisis política que vive Nicaragua desde abril del año 2018.

"Yo vengo a observar; a evaluar si hay algún espacio, viendo si es posible que la Organización de Estados Americanos participe de esta iniciativa que es de los nicaragüenses", expresó Rosadilla.

Lea: Alianza Cívica expone “plena confianza” a Rosadilla para que la OEA se presente a mesa de negociación

La misión que le asignó el Secretario General de la OEA (Luis Almagro) a Luis Ángel Rosadilla ha sido la de sostener encuentros con los partidos políticos de oposición para evaluar el ambiente político que se vive en el país, así como escuchar las partes que conforman la mesa de reanudación del diálogo que esta semana se ha visto en un impase con la ausencia de dos días consecutivos de la Alianza Cívica al argumentar ésta la falta de voluntad por parte del presidente Daniel Ortega para que se dé una salida lo antes posible al actual contexto político, económico y social.

"Por eso he venido al país, para formarme una idea y una situación de la realidad que atraviesa en el país y si es que existe posibilidades de ser garantes internacionales en la mesa de negociación", explicó el enviado especial de Luis Almagro.

Desde que se conoció la reanudación del diálogo nacional; la Organización de Estados Americanos estableció como condición para ser garantes internacionales la libertad de todos los presos políticos.