Foto Cortesía

Foto Cortesía

Emisario de la OEA se reúne con CxL en busca de una visión objetiva de la situación que vive Nicaragua

El emisario de la OEA continuará con sus reuniones con los distintos sectores de la vida social, política y económica de Nicaragua, en busca de una visión objetiva que será llevada a su organización.


Por la puerta de atrás para no emitir ningún tipo de declaraciones a los medios, así salió el emisario de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Ángel Rosadilla de la casa sede del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), en donde se reunió para evaluar el problema sociopolítico que vive Nicaragua desde la visión de los partidos políticos.

“Cada uno de nuestros miembros le han expuesto la realidad que viven en sus departamentos, el pacífico está un poco más tranquilo, pero no es igual la zona norte de nuestro país en donde aún hay represión, nuestros miembros no se pueden reunir libremente”, confirmó Kitty Monterrey, presidenta del CxL.

En referencia a los hechos de violencia registrados ayer en la capital, Monterrey dijo: “ayer fuimos víctimas de la represión, pero esa misma represión que vimos ayer en un día, la viven todos los días los nicaragüenses a diario en otros departamentos”.

La organización política del CxL manifestó que la idea de la OEA es seguir recabando información de distintos sectores nacionales para llevar un documento objetivo y actuar en busca de la solución del conflicto que vive el país.

“Nos escuchó con mucha paciencia, está viendo los planteamientos diferentes y espero que en base a eso, él pueda tomar sus propias opiniones y que eso nos sirva a todos los nicaragüenses para que la OEA pueda insertarse en este proceso que necesitamos como es el diálogo”, manifestó Monterrey.

La líder del CxL comentó que no ven voluntad política de parte del Gobierno de Nicaragua, por la represión brutal que se desató este sábado, pero que la confianza en la Alianza Cívica no se debe perder, porque demostraron que están del lado del pueblo al buscar su salida de la cárcel horas después de sus arbitrarias capturas.