...
Foto Cortesía.

Foto Cortesía.

UAM, una incubadora para el emprendimiento

La Universidad Americana cuenta con un gran número de estudiantes emprendedores a quienes brinda herramientas para salir adelante. En este reportaje te presentamos tres casos de ideas innovadoras que se abren paso poco a poco.


La universidad es un actor clave en el desarrollo profesional, social y humano de los estudiantes.

Constituye el contexto idóneo para mejorar la empleabilidad a través de iniciativas como el fomento del emprendimiento, una alternativa a la elevada tasa de desempleo juvenil en Nicaragua.

Actualmente, el uso del internet, las herramientas aprendidas en los centros de educación, la creatividad y la innovación forman la combinación perfecta para que los jóvenes emprendan y busquen sus propias maneras de generar ingresos. La Universidad Americana con su programa de Emprendedores y su diversidad de opciones de carreras creativas es una mina de oro llena de estudiantes emprendedores.

Demi Gómez es una joven que cursa cuarto año de la carrera de Diseño y Comunicación Visual en la Universidad Americana y hace un mes inició formalmente con su proyecto de diseño de invitaciones digitales personalizadas y papelería. Desde años atrás, sus tías le pedían que diseñara las invitaciones de sus primitos. “Como yo estudio la carrera de diseño gráfico, era como ‘¿podés hacerme la tarjetita?’",nos cuenta riendo. Luego de eso, más personas vieron sus diseños y se interesaron en contactarla y ahí se dio cuenta que sería una buena idea de negocio.

A pesar de que Demi no imprime las invitaciones, solamente las diseña, es una iniciativa bien aterrizada a la actualidad, donde las personas prefieren enviar las invitaciones por correo o redes sociales en vez de imprimirlas y utiliza principalmente las redes sociales para promover su negocio.

Otra joven emprendedora de la UAM, es la estudiante de tercer año de marketing, Nahima Abad quien junto con su hermana Sarybel, estudiante de cuarto año de derecho, iniciaron en 2017 un emprendimiento llamado Mayana. “Mayana es una marca artesanal que se basa en la utilización de hilo para la fabricación de sus productos: accesorios como aretes y collares”. Según Nahima, Mayana es una marca creada a partir del deseo de emprender e innovar y surge con la intención de crear accesorios únicos, casuales y llamativos para las mujeres; que pudieran ser utilizados para cualquier ocasión, tanto de día como de noche, con precios accesibles.

Actualmente, Mayana se encuentra posicionada en Nicaragua, Estados Unidos, Honduras, Costa Rica y Panamá pero las hermanas Abad todavía tienen mayores planes a futuro para su marca. “Vemos a Mayana superando el margen de ventas a un 50% mayor del actual y posicionada a nivel nacional como la marca pionera en aretes tejidos” dice Nahima.

La estudiante de cuarto año de arquitectura, Jennifer Espinoza, también tiene grandes metas para su emprendimiento Piedrarte, enfocado en piedras decorativas a base de pintura utilizando la técnica del puntillismo. Piedrarte inició en diciembre pasado como un regalo a la mamá de su novio.

Sin embargo, las primeras piedras se dañaron poco tiempo después y se desilusionó con el proyecto hasta una noche de febrero le dijo a su novio “’¿sabes qué? Voy a empezar a pintar otra vez’ e hice el logo y el nombre esa misma noche. Y al día siguiente investigué, compré todos los materiales, hice mi primeras pruebas, pinté las primeras piedras. En vez de gotero (que es lo que usa ahora) empecé con lapicero y lápices de colores a hacer los puntos y luego hice una prueba. Las dejé afuera con sol y lluvia y funcionó y me di cuenta que fue lo que servía y ahí empecé a hacer mis primeras piedras con esos materiales”. Comenta muy contenta Jennifer Espinoza.

Uno de sus mayores retos fue asignarle un valor tangible a su producto. Inicialmente, “estaba regalando el trabajo” pero lo vio como una oportunidad de conseguir sus primeros clientes, que se familiarizaran y fidelizaran con la marca. Otro reto fue balancear entre sus clases y su negocio. Cuando su número de clientes inició a aumentar, “no tenía las piedras listas y tenía los trabajos de la universidad”, situación que tuvo que aprender a manejar.

Como planes a futuro, Jennifer espera poder participar en ferias más grandes, a nivel nacional, además, le gustaría alquilar un local para tener un espacio físico y que su tienda no sea solo en línea. También le anhela poder contar con una socia que la ayude para cuando la demanda crezca.

Jennifer participó en el primer Jaguar´s Market de la Universidad Americana, a inicios de 2019. El Jaguar’s Market es una feria organizada por la universidad y se lleva a cabo en su campus. En ella los estudiantes emprendedores pueden presentar sus negocios y productos al cuerpo estudiantil y administrativo de la UAM. Jennifer cuenta que tras ese evento, la demanda por su producto subió, logró darse a conocer y sus seguidores en las redes aumentaron. “Es más, en la feria la gente me decía “ah, vos sos la de las piedras decorativas”. Destaca muy sonriente Jeniffer.

El director del Programa de Emprendedores de la Universidad Americana, Manuel Salgado, asegura que la UAM “es la primera universidad a nivel nacional que incluye dentro de su contenido académico la materia de Emprendedores”. Creada en 1998 e inspirada en un modelo similar del Tecnológico de Monterrey, es una materia obligatoria para todos los estudiantes de la universidad y es parte de la misión de este centro de estudios superiores.

“Dentro del contenido de la materia, se ven dos grandes ramales podemos decir. El emprendimiento conductual, que tiene que ver con la creatividad, con el trabajo en equipo. Y por otro lado, la estructuración de planes de negocio, presentada en muestras empresariales destaca el profesor Salgado.

Además de la existencia de la materia de Emprendedores, la Universidad Americana, según el Dr. Salgado, creó un “producto estrella que se llama la Maestría Ejecutiva en Administración de Empresas” donde la UAM lleva a un nivel más alto el lado académico del emprendimiento.

Demi y Jennifer cursaron este primer semestre de 2019 la materia de Emprendedores y ambas aseguran que les ha dejado muchas enseñanzas útiles para el desarrollo de su emprendimiento.

El Dr. Salgado comenta que gracias a la creación del programa de Emprendedores, la UAM se ha visto representada por sus estudiantes en diversos programas de gran importancia a nivel mundial. Uno de estos fue Students in Free Enterprise (Estudiantes en la Libre Empresa) o SIFE por sus siglas en inglés, que fue promovida por las principales transnacionales del mundo como Coca Cola, Toyota, Mercedez Benz, entre otras. También participaron en el programa FINPYMES, Financiamiento Innovador para Pequeñas y Medianas Empresas, promovido por el Banco Interamericano de Desarrollo. Diversos proyectos organizados por la Unión Europea también han contado con la participación de estudiantes de la UAM así como el coordinado por la Universidad de Alicante llamado FREE NETWORK en el cuál también participó la UNAN-León.

Tras todo el éxito del programa de Emprendedores, el Dr. Salgado se dio cuenta de la necesidad de acompañar a los estudiantes más allá del proceso académico y recientemente, la Universidad Americana creó el Centro de Incubación y Emprendimiento de Negocio (CIEN) cuyo principal objetivo es orillar a los estudiantes emprendedores a fuentes de financiamiento. “Vamos al CIEN es su eslogan” comenta el Dr. Salgado. Este programa permite que la UAM apoye a aquellos estudiantes, seleccionados a base de ciertos criterios como su ADN emprendedor o dinamismo, a sacar su emprendimiento adelante.

Jóvenes como Demi, Nahima, Sarybel y Jennifer, no solo son jóvenes con espíritu emprendedor e innovador, sino también cuentan con las herramientas necesarias para salir adelante. Además, más que ser solicitantes de empleos, se convierten en generadores de sus propias iniciativas laborales.