...
Foto Cortesía.

Foto Cortesía.

¿Nuevas pandemias en 2021? Esto revelan los expertos

El Covid-19, la falta de empleo y la crisis sociopolítica en Nicaragua afectan la salud mental de los ciudadanos.


El Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC), la ansiedad y la histeria forman parte de una larga lista de trastornos emocionales que tendrá que enfrentar la sociedad nicaragüense en los próximos meses en Nicaragua, asegura la psicóloga Alba Roni.

El estrés post traumático producto de la pandemia sumado a los años de crisis social, política y económica desde abril 2018, son factores que han deteriorado la salud mental de muchas familias.

"El nivel de ansiedad o de zozobra que puede recibir o el estímulo que puede estar llegando a su cerebro, a sus pensamientos puede desencadenar o detonar algún tipo de trastorno", afirma Roni.

Las muertes, la falta de empleo y la incertidumbre respecto al futuro de la pandemia en el país siguen representando retos para la salud emocional y mental.

Según la especialista, el sector salud debe crear planes de atención más integral que incluya la atención mental con carácter de urgencia.

"El problema es que ahora viene un rebrote y en muchos países ya se están cerrando las puertas, ya se están tomando medidas más extremas, en Nicaragua llegó un poco tardío, pero igual llegó (el coronavirus) entonces la pregunta es cuándo le toca a Nicaragua", refiere la psicóloga.

Afectaciones en el cuerpo:

Los trastornos emocionales también han desencadenado problemas físicos, asegura el médico internista Neri Olivas, entre ellos reflujos, neurálgias, taquicardias, enfermedades respiratorias y de la piel, además cambios de temperamentos.

"El estrés se manifiesta en todos los órganos prácticamente desde la cabeza y pérdida de cabello, también hay personas que tienen tics nerviosos, dolores de cabeza, insomnio hay manifestaciones enfermedades cardiovasculares", expresa Olivas.

También se reporta una mayor incidencia de enfermedades cardiovasculares, de tipo digestivas, entre otras.

Los especialistas recomiendan visitar al médico en caso de sentir que los problemas emocionales han desencadenado afectaciones físicas para buscar alternativas de tratamiento.