...
Reymon Lisímaco Chávez junto a su abuela Isabel López, quienes mantienen viva la tradición de la "chicha de las 7 quebradas". Foto: Héctor Rosales

Reymon Lisímaco Chávez junto a su abuela Isabel López, quienes mantienen viva la tradición de la "chicha de las 7 quebradas". Foto: Héctor Rosales

Mantienen tradición de la "chicha de las 7 quebradas"

Reymon Lisímaco Chávez es ahora el encargado de la tradición de su abuelo, el tradicionalista Lisímaco Chávez, famoso por preparar chica hecha con el agua con la que se bañaba.


Afanada encontramos en la cocina de su casa en el barrio San Judas a doña Isabel López, esposa de Lisímaco Chávez, preparando la tradicional "chicha de las 7 quebradas" una bebida fermentada que la realizaba con el agua con la que se bañaba y que acostumbraba regalar para este tradicionalista cada 31 de agosto en las vísperas de la traida de Minguito a la capital.

"La chicha lleva jengibre, coyolito, canela, clavo de olor y piña. Y este año quien se bañó para preparar la chicha fue mi nieto Reymon", cuenta doña Isabel.

Doña Isabel López preparando la "chicha de las 7 quebradas". Foto: Héctor Rosales

Reymon Lisímaco Chávez es ahora el encargado de la tradición de su abuelo, quien ha asegurado que a pesar de la situación del país y para no perder la tradición va a celebrar la vela del barco este 31 de julio y esta preparando algunas actividades culturales e incluso una montada de terneros el 4 de agosto en el cuadro de beisbol de este populoso barrio capitalino.

Reymon Lisímaco Chávez mantiene la tradición de su abuelo. Foto: Héctor Rosales

"Este es el legado que Lisímaco Chávez nos ha dejado y aquí estamos tratando de darle realce a las festividades de Santo Domingo. Es una conmemoración para que marchemos en paz, en armonía, explorando un poco también algo que no se mantiene que es rezar el santo rosario y este es el legado de Santo Domingo" explicó Raymond, quien también añadió que "estamos realizando la vela del barco, la repartición de las comidas este 31 de julio y el 9 de agosto estaremos regalando 1,500 nacatamales".

Don Lisímaco Chávez era uno de los principales promotores de las fiestas en honor a "Minguito", pero lamentablemente falleció por complicaciones de salud a los 77 años, en el año 2006.