...

Bóer al borde de la eliminación en la pelota profesional

El equipo capitalino cayo en su último partido ante los Gigantes quedando en la cuerda floja para clasificarse al Round Robin.


Con la mente en León, y el cuerpo en Managua, la tribu recibió a los Gigantes, quienes llegaron a lo suyo, a hacer la mayor cantidad de carreras posibles, y se notó desde el primer inning con cinco carreras, tres de ellas producidas por un doble de Luis Alen, encontrando las bases llenas, siendo la clave ofensiva para dejar la pizarra 6x2 para los rivenses.

La penúltima flecha del Bóer se la ha llevado un Gigante lejos de la diana. Los rivenses llegaron a por todo en el primer episodio, descifrando a José Roca (4-2), abridor y perdedor. Después de un out, hits consecutivos de Chris Roberson y Anderson Féliz, colocaron corredores en la esquinas, permitiendo a Cheslor Cuthbert remolcar a Roberson con un rodado por tercera. Féliz anotaría desde segunda con hit productor de Jesús Valdez, poniendo el juego 2x0. Las bases se llenaron por hit de Wuillians Vásquez y golpe a Elmer Reyes, ahí fue cuando apareció Luis Alen, con doble limpia bases, poniendo el juego 5x0.

Leonardo Crawford abrió por primera vez en la temporada, y con el límite de 50 lanzamientos, trabajó 3.1 innings, permitiendo tres hits, ponchando a dos, y cediendo un boleto. Héctor Silvestre también se estrenó con los Gigantes, su tercer equipo en esta temporada, y relevó durante 1.2 innings de solo un hit, mostrándose dominante con tres ponches de los cinco outs conseguidos, dejando claro que desde el bullpen también puede aportarle cosas valiosas a los Gigantes.

Luis Alen redondeó la noche con un jonrón solitario ante Juan Bermúdez, poniendo el juego 6x0. Ese batazo caldeó los ánimos, pues Bermúdez quiso sacar su frustración por el jonrón, tirándole dos lanzamientos pegados a Isaac Benard, siendo interpretados como intencionales por el dogout de los rivenses y por el colectivo arbitral, siendo advertido de no repetir la situación, pero Bermúdez hizo caso omiso a la advertencia arbitral, y al tercer lanzamiento golpeó a Benard, motivando que las bancas se vaciaran, y terminasen expulsados Bermúdez por el Bóer, Mario Peña como coach de picheo del Bóer, y Cheslor Cuthbert de los Gigantes, y su manager, Marvin Benard, pues fue el primero en salir a carear a Bermúdez por los tres lanzamientos intencionales a Isaac Benard.

El bullpen rivense cerró con los brazos de Fidencio Flores, tirando un inning de un hit y un boleto, Julio Sevilla lanzó dos innings, sin hits ni carreras, con un ponche y solo un boleto, valorado por la anotación oficial como el lanzador ganador del desafío, y cuando parecía que se concretaría la blanqueada con Osman Gutiérrez, boleto a Vladimir Frías e imparable de Elian Rayo, presionó a Gutiérrez, quien respondió con dos outs, dominando a Álvaro Rubí en fly corto al jardín derecho y ponchando al emergente Lázaro Hernández. Sin embargo, Ramón Marcelino, después de cuidar la zona de strike cautelosamente, terminó ligando de doblete productor de dos carreras, después de acumular 13 turnos sin hit, y 2 hits en los últimos 27 turnos oficiales.

La última flecha del Bóer será utilizada en el Yamil Ríos de Rivas, teniendo que ser un lance directo a la diana, para poder obligar el juego extra ante el Tren del Norte en Estelí, porque los norteños fueron superiores en la serie particular. Un nuevo tiro fallido de la flecha de la tribu, terminaría con la temporada 2021/2022 para los capitalinos.