...
Foto Cortesía

Foto Cortesía

Agricultura regenerativa, una alternativa ante el cambio climático

La agricultura regenerativa es más resiliente ante la volatilidad del clima


La agricultura regenerativa se perfila como una buena alternativa para hacerle frente al cambio climático y garantizar un manejo sostenible de los recursos naturales.

Viejas prácticas en el manejo y uso de suelos disponibles para la producción de alimentos han disminuido significativamente el carbono en la capa superior de los mismos contribuyendo al cambio climático, según expertos.

Son estas malas prácticas la que busca cambiar la agricultura regenerativa con mejorar y revitalizar la salud de los suelos, coincidió un panel de especialistas durante la sesión virtual denominada El Futuro de la Agricultura: Agricultura Regenerativa promovida por el BID Invest, celebrada esta semana.

“La agricultura regenerativa trabaja con la naturaleza para maximizar la vida. En este proceso retiramos carbono de la atmosfera, lo ponemos en el suelo, se restauran las funciones del ecosistema creando sistemas alimentarios que producen mejores alimentos”, explicó Fabio Sakamoto, cofundador de Rizoma Agro de Brasil.

Guillermo Foscarini, jefe de agro negocios del BID Invest, resaltó que el sector agrícola actualmente está transicionando entre dos paradigmas, por un lado la visión de no causar daños migrando a una más proactiva para la recuperación y mejora de los suelos, los ecosistemas y las cadenas de valor y por otro los riesgos sociales, ambientales y de gobierno corporativo que han llegado para quedarse.

Por otro lado, coinciden en que el problema con la agricultura regenerativa es que no todos los agricultores tienen acceso a este conocimiento y al financiamiento para implementarla.

“Compartir conocimientos es clave y la única forma que podemos tener escalas de soluciones es hacerlo rápido y suficiente, es también garantizar que los aprendizajes sean parte de todas las comunidades”, comentó Stenio Zanin, gerente de sostenibilidad global de PEPSICO.

Foscarini agregó que “para eso se requiere innovación, no solo en instrumentos financieros sino también en el uso de la tecnología, cómo la tecnología nos puede ayudar a trabajar en la sostenibilidad y cómo llevar a la ultima milla a los pequeños y medianos productores”.

De acuerdo a los expertos, la agricultura regenerativa es más resiliente ante la volatilidad del clima, tienen un mejor desempeño ante escenarios de sequía y evita el desperdicio de agua.