...
Cortesía

Cortesía

Cargill apoya el retorno seguro de escolares a sus clases presenciales

Por sexto año consecutivo, la compañía desarrolla su campaña “A Clases con Cargill” para la entrega de paquetes escolares, que este año incluirán productos de higiene e información nutricional


Como ya es tradición, Cargill inició su campaña “A Clases con Cargill”, que comprende la entrega de paquetes escolares para 7,000 niñas y niños de 28 escuelas de Ticuantepe, Masaya, Tipitapa, Nindirí, Chinandega, Chichigalpa y Larreynaga, ubicadas cerca de las zonas de operación de la compañía

“A Clases con Cargill”, este año enfocará sus esfuerzos en apoyar a las escuelas para que los niños y niñas tengan un retorno seguro a las clases presenciales y, para ello, a los paquetes escolares se les agregarán productos de higiene.

Yuri Feres, Director Regional de Responsabilidad Corporativa, explicó que la campaña, que se realiza por sexto año consecutivo, es parte de las acciones de responsabilidad corporativa de Cargill y sus marcas Tip-Top, Cainsa, Kimby, Dogui y Gati, y que en Nicaragua se desarrolla en alianza con CARE, a través de Fundación Fabretto.

“En Cargill proporcionamos el acceso a alimentos en nuestras comunidades operativas y de abastecimiento. Creemos que la educación es vital para el desarrollo de nuestros países, para lograrlo es importante que nuestros niños y niñas tengan una mejor nutrición y así puedan tener un mejor desempeño académico”, destacó Feres.

La entrega de los 7,000 paquetes escolares se realizará durante los meses de marzo y abril.

Cada año, Cargill en Centroamérica destina más de US$2.5 millones en programas de Responsabilidad Corporativa, y solo en esta campaña la inversión total en Honduras, Guatemala, Nicaragua y Costa Rica será de más de US$ 85.000 para beneficiar a más de 19,000 escolares de 71 escuelas en la región.

Así como Cargill trabaja con aliados estratégicos en Nicaragua, también lo hace con organizaciones sin fines de lucro en todo el mundo para apoyar la seguridad alimentaria, salud y seguridad y atender los desafíos de la agricultura y la industria alimentaria ocasionados por la propagación del COVID-19.