...
Foto Cortesía.

Foto Cortesía.

Tres volcanes aumentan actividad eruptiva en Guatemala

El volcán Fuego registró el 3 de junio de 2018 una potente erupción.


Las autoridades de protección civil de Guatemala informaron este sábado que los volcanes Fuego y Pacaya, cercanos a la capital, así como el Santiaguito (oeste) aumentaron la actividad eruptiva y lanzan ceniza a varios poblados aledaños.

Un informe del Instituto de Vulcanología indica que el volcán Fuego, 35 kilómetros al suroeste de la capital, registró durante la noche y madrugada explosiones débiles y moderadas, en un rango de 8 a 12 por hora, expulsando columnas de ceniza a 4,500 y 4,800 metros sobre el nivel del mar.

Lea: Presidente argentino pide la renuncia del ministro de salud

La caída de ceniza del coloso de 3,763 metros de altura se registra en las aldeas de Morelia, Santa Sofía, Panimache y el pueblo de San Pedro Yepocapa, detalla.

En tanto, el volcán Pacaya, de 2,552 metros y unos 25 kilómetros al sur de Ciudad de Guatemala, mantiene un "nivel alto de actividad, presentando periodos de incremento que duran entre 3 a 5 horas".

Las explosiones expulsan columnas de ceniza que alcanzan entre 2,800 a 3,000 metros de altura y afecta las aldeas de El Rodeo y El Patrocinio con posibilidades de extenderse a más de 25 kilómetros del cráter.

Además, se mantiene el flujo de lava con longitud aproximada de 800 metros y provoca desprendimiento de bloques que alcanzan 1,300 metros de longitud.

Mientras tanto, el volcán Santiaguito de 2,500 metros y situado unos 230 kilómetros al oeste de Ciudad de Guatemala, mantiene explosiones débiles y moderadas acompañadas de ceniza a una altura de 3.000 metros de altura.

Ante ello, la protección civil recomendó mantener cerrado el Parque Nacional Pacaya por el peligro de avalanchas, explosiones, quemaduras o daños mayores y a la Dirección de Aeronáutica Civil precauciones con el tráfico aéreo en el sector de los volcanes por presencia de ceniza.

El volcán Fuego registró el 3 de junio de 2018 una potente erupción que provocó una avalancha de gases, ceniza y rocas ardientes que arrasó una comunidad en Escuintla, dejando 202 muertos y 229 desaparecidos, según datos oficiales.

El Pacaya, también se activó el 27 de mayo de 2010, causando la muerte de un periodista de televisión mientras cubría la noticia. Además provocó daños en cultivos.