...
Cortesía

Cortesía

Una decena de fallecidos en fiestas de Nochebuena y Navidad en Honduras


Una decena de personas murieron desde la víspera de la Navidad en Honduras, informaron este sábado las autoridades del país centroamericano, quienes indicaron que los decesos incluyen homicidios y accidentes de tráfico.

Siete de las personas fallecieron por heridas hechas con armas de fuego y blanca, y otras tres en accidente de tráfico, de acuerdo con un informe de la Policía hondureña.

Entre los muertos figura un hombre de 25 años y una niña de 11 años, quienes murieron hoy en un tiroteo perpetrado por desconocidos en el sector de El Carmen de San Pedro Sula, norte del país.

Otro hombre, aún no identificado, que estaba desaparecido fue hallado muerto en una barriada de Tegucigalpa, la capital hondureña, mientras el hondureño Bayron Núñez fue asesinado en la ciudad de Siguatepeque, centro del país.

Una mujer, de 45 años, fue asesinada en una colonia de Tegucigalpa por hombres que ingresaron a la fuerza a su vivienda, según la información oficial.

Dos personas murieron en dos colisiones y otra falleció tras ser atropellada por un conductor, según la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte, que decomisó 170 licencias de conducir durante la Nochebuena.

Seis personas resultaron lesionadas en accidentes de tráfico en Honduras, donde representa la segunda causa de muerte en el país.

La excesiva velocidad, la imprudencia del peatón, la distracción de conductores, no respetar las señales, fallas mecánicas y la ingesta de bebidas alcohólicas son las principales causas de los accidentes viales en Honduras, indicó el jefe de la Sección de Investigación de Accidentes de Tránsito (SIAT), inspector de Policía Darwin Hernández.

"Aunque la ley permita una mínima cantidad de alcohol, lo recomendable es no consumir bebidas embriagantes si tiene la responsabilidad de conducir", señaló Hernández.

En el período de referencia se reportaron en la Fundación Hondureña para el Niño Quemado, en Tegucigalpa, dos niños lesionados cuando prendían petarnos.

En el Hospital Escuela, de Tegucigalpa, se reportó que un hombre perdió los dedos de su mano derecha luego de que le estalló un petardo.

Desde el 1 de diciembre hasta hoy las autoridades de Salud contabilizan alrededor de una docena de personas lesionadas, la mayoría menores de edad, por manipular pólvora.