...
Foto Cortesía.

Foto Cortesía.

Fuertes vientos afectan actividades de pesca y agricultura


El Centro Humboldt instó a las embarcaciones industriales y artesanales que se dedican a la actividad pesquera en la zona del pacífico y Caribe de Nicaragua a abstenerse de realizar dichas actividades debido a la presencia de vientos que oscilan entre 40 a 50 kilómetros por hora que podría volcar un barco, lancha o panga.

"Lo más recomendable es que de alguna manera las embarcaciones puedan visualizar el comportamiento de los oleajes y los vientos en los mares y lagos para evitar zarpar en esos días, además de estar atentos de las recomendaciones de las autoridades", indica Abdel García, oficial de cambio climático del Centro Humboldt.

Las rachas de vientos generadas durante la temporada de invierno son inusuales, pero ya también están afectando la actividad agrícola en los departamentos de León, Chinandega y Managua; según el monitoreo que ha realizado la Mesa Nacional para la Gestión de Riesgo (MSNG) donde se reportan pérdidas de algunos cultivos.

"A partir del pasado fin de semana hemos logrado percibir el fenómeno "El Veranillo de San Juan" que es la parte del invierno cuando se produce un déficit de humedad, pero también deriva en vientos fuertes que afectan los cultivos", explica Denis Meléndez, director de la MNGR.

"Los cultivos como el maní, el sorgo y el maíz son principalmente los más afectados y otros cultivos como el frijol tienen menos afectaciones porque se cultiva en época de primera y en la zona norte del país", señaló Douglas Alémán, diputado y productor.

Durante la época del verano, los productores de las zonas del Pacífico se preparan con cortinas rompevientos para evitar que los cultivos sean arrastrados por la combinación de viento y polvo producto de las ráfagas que superan los 65 kilómetros por hora.