...

Motorizados atacan a miembros de la Alianza Cívica


Simpatizantes del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) atacaron la camioneta de José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) y miembro de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

El hecho sucedió cuando Aguerri junto al periodista Jaime Arrellano, Michael Healy y Álvaro Vargas retornaban a Managua procedentes de León, donde habían acompañado hasta su hogar al director de Radio Darío, Anibal Toruño, que estuvo exiliado por nueve meses.

“A la salida de León un retén de la policía nos detuvo mientras llegaba una turba de motos que empezaron a atacar con piedras y bates gritando que quieren paz”, escribió Aguerri en su cuenta de Twitter.

Los miembros de la Alianza Cívica habían salido del cementerio de Guadalupe a las 11:30 de la mañana y en la salida de León fueron retenidos por los policías, tiempo que permitió la llegada de unos 40 parapolicías y les atacaran.

“Fue una emboscada planificada por la policía, nos tuvieron retenidos con los papeles del vehículo por 15 minutos y revisando el vehículo, tiempo ideal para el ataque. Hasta balinazos tiraron en el vidrio de la puerta del conductor donde iba manejado José Adán”, dijo Jaime Arellano a un medio digital a través de una transmisión de Facebook.

Tras el ataque, los miembros de la Alianza Cívica decidieron huir del lugar para resguardar su vida y se detuvieron hasta encontrar un lugar seguro.

Tras observar el balinazo en el área del conductor catalogaron el hecho como un intento de asesinarlos.

José Adán Aguerri aseguró que están preparando una denuncia oficial contra quienes los agredieron.

El caso ha llegado a las manos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y a la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

“Enviaremos a nuestros abogados a hacer los trámites para recuperar los documentos del vehículo, que por la desesperación hasta los dejamos en mano de la Policía”, manifestó Aguerri.

“Está fue una operación orquestada a nivel departamental, para eliminarnos”, finalizó el presidente del COSEP.