...
Foto Cortesía

Foto Cortesía

Falta de acceso al trabajo formal, otra gran barrera para los discapacitados en Nicaragua

La tarea de sensibilización todavía es ardua en instituciones públicas y privadas, resalta organización.


Acceder a un trabajo digno, bien remunerado y donde se respeten los derechos humanos es otra de las barreras que enfrentan las personas con discapacidad en Nicaragua, una problemática que por años han planteado diversas organizaciones no gubernamentales y que sigue siendo tarea pendiente tanto para autoridades de gobierno como para el sector privado.

De las 130,000 personas con discapacidad que registra el Ministerio de Salud (Minsa) a través del programa “Todos Con Vos”, solo un 15 a un 20 por ciento tienen acceso a un empleo formal en Nicaragua, señaló David López, presidente de la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad (Feconori), en ocasión del Día Internacional de las Personas con Discapacidad que se conmemora este 3 de diciembre.

López reconoce que la tarea de sensibilización todavía es ardua en instituciones públicas y privadas para que el 2 por ciento de la planilla esté compuesta por personas con discapacidad, según lo establece la Ley 763, Ley de los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Para mejorar la competitividad laboral de las personas con discapacidad y sensibilizar sobre la necesidad de ampliar el acceso al empleo formal, recientemente se concluyó la elaboración de una Guía Orientadora de la Inclusión Laboral de Personas con Discapacidad dirigida al sector empleador, tanto público como privado, según López.

“Va a formar parte de la normativa institucional del Ministerio del Trabajo (Mitrab) que para nosotros es muy importante porque no solo contiene la parte del marco jurídico sino también orienta hacia la toma de conciencia por parte de los empleadores y da una serie de pasos para propiciar un ambiente laboral inclusivo dentro de una empresa pública y privada”, sostuvo.

La guía que ya está disponible para su descarga en el sitio web del Mitrab, le permitirá al empleador realizar “ajustes razonables” en la empresa o institución a fin de facilitar el proceso de inclusión laboral.

Uno de los estímulos para que el empleador incluya dentro de su planilla a colaboradores con discapacidad, según Feconori, se logró con la reciente reforma a la Ley de Concertación Tributaria, pues el Artículo 39 inciso 10 establece que todo ajuste dentro de la empresa para adecuar el entorno laboral de una persona con discapacidad “están exentos de impuestos”.

Otra de las barreras que impiden el acceso laboral para estas personas es que todavía las empresas y organizaciones no sincronizan en determinar lo que una persona con discapacidad puede aprender a realizar y lo que el mercado laboral está demandando, indicó Feconori.

Desde 2019, esta organización de la sociedad civil ha impulsado el desarrollo de emprendimientos con el apoyo de entidades cooperantes y el gobierno como una alternativa para las personas con discapacidad que trabajan en la informalidad.

“Se ha creado un sitio web donde se recoge y se sistematiza toda esa información y actualmente tenemos más de 700 personas con discapacidad registradas en ese sitio informativo y se espera acrecentarlo durante el próximo año porque es mucha la necesidad”, agregó López.

En los últimos años, el esfuerzo de organizaciones como Teletón ha dado frutos en la inclusión laboral de jóvenes en algunas empresas a través de la terapia ocupacional.

Cristabel Reyes, directora del Centro Teletón de Occidente, explicó que “en el caso específico de Chinandega, tenemos un registro aproximado de 65 a 80 jóvenes, de los cuales de un 8 a un 10 por ciento tienen acceso a algún área laboral”.

Reyes reconoció que existen varias empresas que apoyan a Teletón que cada vez están más comprometidas en el tema de la inclusión laboral de las personas con discapacidad.