...
Foto Cortesía.

Foto Cortesía.

INSS debe garantizar vacunación contra la Covid-19 a pensionados y asegurados

La institución tiene una reserva financiera para casos de emergencias sanitarias.


Manuel Ruiz, especialista en temas de seguridad social, afirmó que el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), por ser una entidad autónoma tiene la obligación de velar por la salud de los pensionados y asegurados, por tal razón, cuestionó que dicha institución aún no anuncie un plan de vacunación contra la Covid-19.

Ruiz explicó que la Ley 794, Ley de Seguridad Social, establece que el sistema de seguridad social de Nicaragua debe actuar por oficio en emergencias como la pandemia para garantizar la asistencia médica de quien una vez contribuyó y están aportando al INSS.

“La institución está en la obligación jurídica y financiera para que a lo inmediato pueda comprar las vacunas contra la Covid-19, debe garantizar la seguridad en que dichas dosis sean efectivas y no perjudiquen la salud humana”, refirió Ruiz.

Como promedio, el INSS tiene una cantidad de 650 mil asegurados activos, mientras los pensionados por vejez ronda los 170 mil, por invalidez 20 mil, por muertes 40 mil y las víctimas de guerra la integran alrededor de 30 mil personas.

Para la cobertura de este amplio sector que se aproxima casi al millón, Manuel Ruiz indica que el INSS necesitaría desembolsar entre 10 millones a 20 millones de dólares.

“Como cada persona requiere de 2 dosis de la vacuna, fácilmente podemos decir que la institución requerirá comprar un aproximado de 2 millones de vacunas, solo así se tendría una cobertura del 100% en sus obligaciones con sus cotizantes y pensionados”, resaltó.

Ruiz fue enfático en señalar que si la compra de las vacunas se hace efectiva, los cotizantes no estarían en la obligación de pagar por la misma, por lo contrario, es un derecho que corresponde por los años aportando económicamente al seguro social.

La institución tiene una reserva financiera que se conoce como “constitución de reservas técnicas y de contingencia”, que fue creada para atender emergencias en situaciones de desastres naturales y de salud con capacidad económica de atender a sus pensionados y asegurados.

El Gobierno anunció recientemente que comprará un total de 7.4 millones de vacunas contra la Covid-19, las cuales serían aplicadas a 3.7 millones de personas en el país, representando un 55% de la población total de Nicaragua.