...
Imagen referencial / Cortesía

Imagen referencial / Cortesía

Nicaragua registrará mayor sensación de calor e insolación esta semana

El reporte del Ineter también pronostica lluvias


Una vaguada que se desplaza hacia el norte y Pacífico de Centroamérica, cerca de las costas nicaragüenses, provocará mayor sensación de calor e insolación a lo largo de esta semana en las distintas zonas del país, informó este lunes el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

"La sensación de calor va a ser mayor a esta temperatura (36 grados), porque vamos a tener mucha humedad en el ambiente, bastante insolación, es decir, rayos de sol durante la mañana y vientos calmos", explicó Marcio Baca, director de meteorología del Ineter.

Según un informe semanal dado a conocer este lunes por el Inter, las lluvias que han ocurrido en gran parte del país, han provocado una sensación de calor alta y se deben a la vaguada que está cerca de las costas nicaragüenses.

“Las condiciones de lluvias podrán seguirse registrando, aunque no con la misma intensidad, pero si estaremos registrando en las regiones del Caribe, norte en las zonas montañosa, Boaco, Río San Juan y en el Pacífico, lluvias aisladas, en la capital y parte central-sur y hacia la parte del este de las regiones occidentales", refiere el informe del Ineter.

De acuerdo con la institución meteorológica, las lluvias se esperan al finalizar la tarde o en horas de la noche, mientras que las mañanas serán soleadas con temperaturas máximas que alcanzan los 36 grados.

De acuerdo con las declaraciones de Baca a medios de Gobierno, las lluvias registradas el pasado fin de semana, han permitido la formación de mucha nubosidad.

“En la zona norte hemos tenido reportes de lluvias, principalmente en Estelí, donde se han registrado los mayores acumulados por el orden de 50 milímetros, en Ocotal con registro de granizo y en el Pacífico lluvias en San Francisco Libre, en la capital, Rivas, Masaya y algunas áreas del Noreste de la zona occidental”, resaltó Baca.

De acuerdo con el informe del Ineter, los mares estarán en estado normal, con olas no superiores a 1.5 metros de altura.