...
FOTO: VOS TV | CORTESÍA

FOTO: VOS TV | CORTESÍA

El uso de aparatos móviles crea daños irreversibles en los niños


En los últimos años el avance tecnológico ha evolucionado de manera exponencial, convirtiendo los teléfonos móviles en una herramienta útil para la comunicación interpersonal, sin embargo psicólogos advierten que esta herramienta puede convertirse en una arma mortal para otros, principalmente para los pequeños del hogar.

Algunos estudios comprueban que el uso excesivo de las nuevas tecnologías está aumentando las tasas de depresión, ansiedad infantil, trastornos de vinculación, déficit de atención, trastorno bipolar, psicosis y otros problemas de conducta infantil, dijo la Dra. Viera Jirón, especialista en Medicina Integrativa.

Últimamente se ha visto común ver a un niño o a una niña usando un aparato móvil, ya sea un celular o una tableta, la mayoría de los padres lo hacen para entretener a sus hijos y ocuparse de sus labores, pero no saben el daño psicológico que le están ocasionando al pequeño.

FOTO: VOS TV | CORTESÍA

El uso de estos aparatos móviles pone en riesgo el desarrollo mental del pequeño, en muchas ocasiones provoca que el niño dependa del móvil, creando una adicción, sin embargo expertos comparan este tipo de comportamiento como una “adicción a una droga”, ya que el móvil atrae sus mentes y los entretiene por mucho tiempo, luego crecen y no son capaces de dejar su celular en casa.

Este comportamiento se puede comparar como la adicción a una droga, porque afecta significativamente el comportamiento de una personas. También la podemos encontrar en las adicciones de trastornos mentales como la ansiedad, la hiperactividad, comportamientos obsesivos o una baja autoestima, etc, agregó.

Las consecuencias pueden ser irreversibles si la mamá o el papá no hacen algo para detener este tipo de comportamiento en sus hijos. El teléfono inteligente hace que el pequeño confunda la realidad con la fantasía, viviendo en un mundo rodeado de imaginación.

Un desarrollo cerebral causado por la exposición excesiva a la tecnología puede afectar a la función ejecutiva y déficit de atención, retrasos cognitivos, problemas de aprendizaje, aumento de la impulsividad y de la falta de autocontrol (rabietas), enfatizó la Dra. Viera Jirón.

¿Qué acciones deberían tomar los padres para evitar estas adicciones?

  • Limitar el uso de los dispositivos con pantalla (establecer tiempo de uso).

  • Equilibrar su vida con distintas experiencias que también le proporcionen placer, ejemplo: jugar, hacer deporte, platicar, leer un libro, colorear, bailar, escuchar música o tocar un instrumento, hacer experimentos, etc.

  • Conocer en qué entornos digitales se mueven tus hijos.

  • Controlar el uso responsable de la tecnología.

  • Animar a los niños a utilizar el Internet con fines creativos (ayudar con los deberes o para crear su propio contenido).