...
Foto Margin Pozo.

Foto Margin Pozo.

Productoras de la zona norte de Nicaragua mejoran sus cultivos con certificación Aldea Cert

El programa de certificación Aldea Cert ofrece muchas ventajas al productor y productora que forma parte de esta asociación.


El paisaje que nos ofrece el campo en la zona de Nicaragua nos hace olvidar del ajetreo de la ciudad y disfrutar de un ambiente natural, tranquilo y encantador.

Productoras y productores no solo gozan de estas bondades que solo el campo puede brindar, sino también de certificaciones de parte de Aldea Global por las buenas prácticas en el manejo de sus fincas que contribuyen a una producción de café de calidad, con responsabilidad social, económica y ambiental.

El programa de certificación Aldea Cert ofrece muchas ventajas al productor y productora que forma parte de esta asociación.

Lucila Blandón, vicepresidente de la junta directiva de Aldea Global, explica que algunos se rehúsan a cumplir con los criterios para esta certificación pues sienten que esto conlleva más trabajo e inversión. No obstante, los mayores beneficiados son ellos y sus familias porque contribuyen a una vida más saludable.

María Magdalena Cruz es promotora de Aldea Cert. Tiene una gran responsabilidad en el campo pues se encarga de corroborar el cumplimiento de los criterios de certificación, tales como: sistemas de registros en fincas, sistema de trazabilidad, manejo de desechos, seguridad ocupacional, responsabilidad laboral, entre otras.

“Los productores y productoras deben de cumplir con al menos 80 puntos en la verificación de los criterios de certificación de Aldea Cert” comenta María Magdalena.

Productoras Certificadas

Carmenza Aráuz es una productora cafetalera con liderazgo, determinación y carisma. Aráuz cuenta que por mucho tiempo estuvo laborando en otras fincas, pero un día decidió ahorrar para comprar tierras. Gracias a su valentía y ayuda de Dios cumplió su propósito.

Uno de sus hijos fue quien le comentó sobre Aldea Global y luego ella se animó a visitar las oficinas para preguntar cómo podía asociarse y obtener crédito. Hasta la fecha es una productora con buen récord en sus préstamos.

“Ahora me siento feliz porque tengo mi parcela y cumplo con todos los requisitos para que mi finca sea certificada”, expresa.

María Isabel Rizo es otra productora asociada de Aldea Global que cumple con los criterios de certificación. Habita junto a su familia en la comunidad Las Mercedes ubicada en el departamento de Jinotega.

La cosecha de María Isabel es certificada, orgánica y se exporta bajo el programa “Tierra Madre”, café producido por mujeres.

Con el fondo de la prima de género que se obtiene de la comercialización del café Tierra Madre, esta asociación apoya a las pequeñas productoras del norte de Nicaragua en la legalización de sus parcelas.

El programa de Certificación Aldea Cert ha permitido que productoras como María Isabel y Carmenza tengan una producción de café limpia, con un manejo adecuado de sus derechos, mejores rendimientos y calidad de vida.