...

Ajuste al salario mínimo presionará la cadena salarial de las empresas

Los empresarios han mostrado un rotundo rechazo al ajuste salarial si el Ministerio del Trabajo aplica el próximo mes un aumento a la paga mínima de la clase trabajadora que gana por debajo del salario promedio.


En septiembre el ajuste al salario mínimo de los nueve sectores económicos de Nicaragua podría ser de un 5% a 10%, pero si los sindicatos, el gobierno y los empresarios utilizan como fórmula el crecimiento económico, la inflación y el costo de la canasta básica del primer semestre de este año.

Si llegará a pasar, esta medida ha generado reacciones, por ejemplo, en la industria azucarera aunque solo el 1% de los 35 mil empleos que generan, están en el rango de la tabla del pago mínimo, expresan que se podría generar una presión a la cadena salarial del resto de empresas.

“La ley establece que para aumentar el salario debe haber un crecimiento económico en el año anterior, pero los datos arrojaron -3.9% de decrecimiento, pero si vos le metes más presión a la economía haciendo incremento de salarios lo que producirás es mayor desempleo”, explicó Mario Amador, Gerente General del Comité Nacional de Productores de Azúcar (CNPA).

El economista Welbin Romero opina lo contrario, considera que la clase trabajadora debería tener el reajuste al salario mínimo, tomando en cuenta que desde marzo de este año el ajuste fue congelado a 0%, lo que provocó una contracción en el consumo a causa de la pérdida del poder adquisitivo que tiene el consumidor final.

“Con este salario es difícil que los nicaragüenses consuman más, por esta razón los empresarios venderán menos de lo que producen, entonces el tema del salario es un beneficio para ambos sectores”, expresó el economista Welbin Romero.

Actualmente el salario mínimo de un trabajador se encuentra por debajo de C$6.500 córdobas, mientras el valor de los 53 productor que integran la canasta básica al mes de julio supera los C$14.000 córdobas, es decir, una familia necesitaría tres salarios mínimos para suplir sus necesidades.