...

Automedicación para prevenir la Covid-19 puede causar depresión y ansiedad

La demencia y los accidentes cerebrovasculares se volvieron casos comunes a tratar por los especialistas este año 2021


El Covid-19 además de dejar secuelas permanentes en la salud física de los pacientes, también genera huellas imborrables en la salud mental de la población recuperada.

El insomnio, ansiedad y enfermedades psicosomáticas se han convertido en las principales secuelas psicológicas en pacientes que han presentado Covid-19 en Nicaragua, sumado al miedo de salir al exterior e infectarse nuevamente, aseguró la psicóloga Keyla Largaespada.

Estas afecciones se desarrollan por una serie de factores, entre ellos la cuarentena en los primeros meses de la pandemia, el encierro y aislamiento de los pacientes, la aparición de nuevas variantes y la muerte de seres queridos por la enfermedad, los traumas psicológicos se extiende a muchos otros que estuvieron intubados o en estado crítico.

“Son personas que inclusive han dejado de trabajar por el temor a ser contagiados (…) Ahí lo que se requiere es ir a terapia psicológica y poder reflexionar, lo importante es ir donde un profesional y decirle cómo yo me siento y cómo logro quitarme ese miedo”, explicó Largaespada.

La automedicación y su impacto mental

La experta destacó que muchos ciudadanos han acudido a la automedicación para evitar ser afectados por la pandemia, pero alertó que muchos fármacos mal administrados pueden causar depresión y ansiedad.

“Se dio un incremento en el abuso de sustancias (…) y hay algunos fármacos que pueden provocar daños psicológicos porque pueden dar depresión, ansiedad, van directamente a tu cerebro y están vinculados con el lóbulo frontal, con cada una de esas hormonas que pueden afectar tu estado de ánimo”, dijo la psicóloga.

Además, la demencia y los accidentes cerebrovasculares se volvieron casos comunes a tratar por los especialistas este año 2021.

Sobre el tratamiento para los trastornos psicológicos, Largaespada indicó que la mejor manera de combatirlos es reconocer que se tiene un problema, buscar la ayuda de los especialistas y tratar la salud mental con la misma importancia que la salud física.