...
Imagen referencial / Cortesía

Imagen referencial / Cortesía

Pandemia también expone las desigualdades en mujeres indígenas de la región

El documento desvela que un buen número de mujeres indígenas tuvieron un acceso limitado a nulo a la atención de salud


La crisis causada por la pandemia de la covid-19 también deja al descubierto las brechas de desigualdad a las que se exponen diariamente las mujeres indígenas en Centroamérica y las cuales se podrían agudizar si los Estados no toman medidas en un corto plazo, señala un estudio presentado este jueves en San Salvador.

El informe "Situación de Mujeres Indígenas en Centroamérica a raíz de la pandemia covid-19 y los impactos generados en sus derechos sociales, económicos y culturales" fue elaborado por El Enlace Continental de Mujeres Indígenas de Centroamérica (ECMIA) y el Consejo Coordinador Nacional Indígena Salvadoreño (CCNIS) con el apoyo de Onu Mujeres El Salvador.

La representante de ONU Mujeres El Salvador, Ana Elena Banilla, explicó durante la presentación del documento que las mujeres indígenas continúan viviendo múltiples discriminaciones, esto debido a su doble condición de mujeres e indígenas.

Señaló que sufren pobreza extrema, analfabetismo, falta de acceso a tierras ancestrales, a las tecnologías de la información, comunicación y a la atención medica que, en muchos casos, es totalmente inexistente o ineficiente.

La presidenta del Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe (FILAC), Myrna Cunningham, apuntó que el estudio identifica las brechas de desigualdad a la cuales están expuestas las mujeres indígenas de la región y que, obviamente, se hicieron aún más visibles con la covid-19.

El informe, de acuerdo con Cunningham, resalta las limitaciones de acceso a los servicios de salud y las limitaciones en cuanto al establecimiento pleno en la región de servicios de salud "intercultural".

El documento desvela que un buen número de mujeres indígenas tuvieron un acceso limitado a nulo a la atención de salud, sobre todo en países como Panamá, Guatemala, Honduras y Nicaragua.

La presidenta de la FILAC también indicó, que el estudio reafirma el aumento de las funciones y actividades de cuidado del hogar y del trabajo doméstico e identifica un incremento en la violencia física y sexual.

Además, señala que existe una "situación crítica" que amenaza la sobrevivencia de los pueblos indígenas, especialmente de las mujeres y las niñas debido a la carencia de alimentos.

Cunningham enfatizó que es importante que los Estados financien y acompañen planes de desarrollo económico, social y cultural sostenibles, cuyo contenido refleje acciones a un corto plazo en los diferentes ámbitos.

Añadió que es urgente que los Estados tomen medidas a corto plazo para evitar que las brechas de desigualdad aumenten y que en un futuro "sean difíciles de erradicar".