...
Foto Cortesía.

Foto Cortesía.

Alcanzan acuerdos con trabajadores despedidos de zona franca en Diriamba

Este es el acuerdo que lograron las partes.


Se alcanzaron acuerdos. Miguel Ruiz, dirigente sindical de la Central Sandinista de Trabajadores (CST), informó este sábado que 965 trabajadores de más de 2,000 que habían sido despedidos hace unos días de la empresa de zona franca BWA, ubicada en el municipio de Diriamba, departamento de Carazo, serán reincorporados a sus puestos de trabajo y se iniciará el proceso de liquidación de 1,135 trabajadores de acuerdo a la Ley.

Ruiz detalló que en una asamblea realizada este 9 de enero con los trabajadores despedidos, se les informó de los acuerdos alcanzados la noche del viernes en una negociación tripartita de zona franca donde están representados la empresa, marca y trabajadores.

"El acuerdo establece que se van a mantener en sus puestos de trabajo a 965 trabajadores y se liquidarán 1,135. Creemos que esto es un paso importante, pero además de eso se respeta el derecho que tienen las embarazadas que son alrededor de 39, los que estaban de subsidio esos quedarán laborando y el resto de trabajadores se procederá a liquidar a algunos en efectivo y otros con productos terminados que ellos fabrican en vista que no hay recursos para liquidarlos definitivamente a todos, ellos aceptaron esta modalidad", explicó Ruiz.

Agregó que este lunes 11 de enero se les cancelará a los trabajadores "las dos semanas pendientes y se presentará la lista" de los 965 trabajadores que serán reincorporados a sus puestos y se iniciará el proceso de liquidación. También aseguró que se conformó una comisión de trabajo permanente que dará seguimiento al cumplimienro de los acuerdos.

El sindicalista señaló que como parte de los acuerdos, la marca o el cliente también se comprometió a mentener las órdenes de pedidos con BWA en Nicaragua "con la tutela del Ministerio del Trabajo y el respaldo de la Comisión Nacional de Zonas Francas (CNZF) y sindicatos de la CST".

La empresa BWA de capital estadounidense y que ya tenía 4 años de operar en Nicaragua, justificó el despido de los más 2,000 trabajadores argumentando una supuesta crisis administrativa.

"Progresivamente esperamos nosotros que en dos o tres meses se recuperen los empleos perdidos", concluyó Ruiz.