...

INSS registró en 2020 un déficit de 3,597.2 millones de córdobas

Según el BCN, el déficit se debe a la pandemia


El Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), registró en 2020 un déficit de 3,597.2 millones de córdobas, según el informe anual del Banco Central de Nicaragua (BCN).

En 2019 el déficit de el INSS fue de 2,709.8 millones de córdobas. De acuerdo con el BCN, el aumento se debe a la pandemia del Covid-19, que provocó la pérdida de empleos formales.

“Lo anterior se asocia a la crisis sanitaria derivada de la pandemia, que ocasionó desafiliaciones por el cierre parcial, temporal o total de algunas empresas, traduciéndose en una disminución en el número de afiliados a la seguridad social. El comportamiento de afiliación al INSS fue determinado por una reducción en promedio de 8.7 por ciento en el número de afiliados al régimen facultativo, mientras que los afiliados del régimen integral registraron un incremento de 0.1 por ciento”, explica el informe del BCN.

Los gastos totales del INSS se incrementaron en 7.5 por ciento, derivado de mayores gastos en pensiones (7.3%) y prestaciones médicas (9.4%), dentro de las cuales destaca el incremento de la atención médica complementaria y especializada (18.7%) y la atención de adulto mayor (7.3%).

“A fin de cubrir el déficit del INSS, el GC (Gobierno Central) trasladó recursos en concepto de adelanto de pago de deuda histórica (C$4,505 millones). Adicionalmente, conforme a que establece la Ley, el Gobierno transfirió al INSS en concepto de aporte estatal C$1,713.9 millones y pensiones a cargo del Estado C$127.5 millones”, expresa el informe.

Manuel Ruiz, especialista en temas de seguridad social, refiere que la desafiliación continuará este año debido a la situación económica del país y que la única vía para solucionar esa crisis es que el Gobierno pague la deuda que tiene con esa institución.

“El déficit se seguirá profundizando porque en 2018 se desafiliaron 8 mil empresas, en 2019; 7,000 empresas, sumado a que hubo despido de trabajadores del régimen obligatorio y facultativo, dejándose de percibir 1,200 millones de córdobas. Otros de los daños que está sufriendo es el aumento de pago de pensiones reducidas que en 2020 alcanzó los 2 mil millones de córdobas”, afirma Ruiz.