...
Foto Cortesía

Foto Cortesía

Tanque de gas licuado de 25 libras vuelve a rondar los 400 córdobas

En marzo de este año el gas licuado rozó los 400 córdobas, pero con los meses fue bajando de precio.


De acuerdo con la estadística de precios publicada por el Instituto Nicaragüense de Energía (INE), del 4 de julio al 1 de agosto el precio del gas licuado de 25 libras, el más comprado por la población, tuvo un incremento de 23.50 córdobas.

Según el INE, el cilindro 10 libras pasó de costar en julio 153.50 córdobas a 162 córdobas, es decir, tuvo un aumento de 9.50 córdobas; en cuanto al de 25 libras pasó de 367.5 córdobas a 390.75 córdobas (aumentó 23.50 córdobas) y en el caso del cilindro de 100 libras pasó de 1,689.50 a 1,798, con un alza de 109 córdobas.

Estos precios son válidos para la capital, en los departamentos el precio suele se mayor por los costos del transporte.

Para el Instituto Nacional de Defensa del Consumidor (Indec) esta alza significa un golpe duro para las familias así como para las pymes por lo cual sugieren al Estado valorar la aplicación de un subsidio del 5% a este producto.

“Vemos que en el país no hay una regulación en estos precio, es necesario mencionar la necesidad que al igual que en otros países aquí también se pueda aplicar subsidio porque forma parte de la canasta básica, se puede hacer así como se hizo con la energía y el transporte para evitar continuar golpeando la economía familiar”, dijo Marvin Pomares, director ejecutivo del Indec.

Pomares mencionó que el precio del cilindro de gas ronda los 400 córdobas debido a que la mayoría de la población capitalina lo pide a domicilio, así el costo por envío encarece el producto.

“En Nicaragua ya se aplican varios subsidios, entre estos el de la harina a los panaderos por lo cual no sería imposible que se aplique para tal producto porque la situación es insostenible”, añadió Pomares.

La Defensoría del Gestor al Consumidor (CGC) señaló que este golpe en el presupuesto familiar se suma a los incrementos en los precios de los combustibles.

“Los emprendedores así como las familias deberán hacer un uso mixto, cocinando una parte de los alimentos con gas licuado y la otra parte, los alimentos que más tardan en prepararse, con estufas de leña o carbón, estaremos volviendo a los tiempos antiguos, retrocediendo a los años 50", explicó Rubén Arriola, director de la CGC.

Arriola manifestó que con estas alzas también se ven afectados los emprendedores, comerciantes de tortillas, las fritanga, pupuserías por lo que no descarta que estos dueños de pequeños negocios incrementen los precios de los productos que ofertan.