...
Foto Cortesía

Foto Cortesía

Covid-19 reduce en un 21% la Inversión Extranjera Directa en América Latina, según Cepal

No obstante, la IED de capital chino ha registrado un importante incremento.


La Inversión Extranjera Directa (IED) en América Latina y el Caribe se ha visto seriamente afectada por la pandemia de la Covid-19, señala el informe "La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2021" elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), organización que advierte a los países que de no tomar medidas les será muy difícil que estos flujos constituyan un motor de recuperación económica.

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, señaló que todos los componentes de la IED sufrieron el impacto de la crisis sanitaria en la región que desde que llegó el virus se ha visto afectada por el cierre de actividades.

En fusiones y adquisiciones, las inversiones transfronterizas experimentaron una reducción del 21% en valor y llegó al mínimo desde 2005, informó la Cepal con un fuerte impacto en anuncios de nuevas inversiones.

“Las inversiones de las trasnacionales se redujeron y se profundiza una tendencia de los inversionistas a irse a los países desarrollados, porque los países desarrollados han mandado señales muy claras de inversiones públicas que van a ir a sectores estratégicos como la infraestructura, como la energía, como la sostenibilidad ambiental”, manifestó.

El informe también resalta un notable crecimiento de la IED de capital chino en América Latina y el Caribe, donde la tendencia de aumento en esta área se ha se ha registrado desde el año 2010, según la Cepal.

Solo el año pasado, China y Hong Kong fueron los mayores receptores y los segundos emisores de IED a nivel mundial, lo que les permitió aumentar su capacidad tecnológica y ampliar sus accesos a recursos naturales, mercados y tecnologías de punta.

“El total acumulado entre 2010 y 2020 se contabilizaron entradas por IED de 15 mil millones de dólares anuales a nuestra región, y en relación a la participación de inversión China en América Latina y el Caribe, nosotros observamos que han crecido de 1,7 por ciento en 2005, a 16,3 por ciento entre 2015 y 2019 y en a 22,9 por ciento en 2020”, precisó.

Por otro lado, la Cepal resalta que “las decisiones de inversión de las empresas globales incide de manera creciente en la disponibilidad de infraestructura digital adecuada y personal preparado, por lo que una política que estimule el desarrollo de estos activos puede tener efectos productivos transversales de mucho relieve”.