...
Foto Cortesía

Foto Cortesía

Banco Mundial: economía global crecerá 5,6% este año, pero recuperación será desigual

El acceso masivo a la vacunación será vital camino a la recuperación


El Banco Mundial ha proyectado un crecimiento de la economía global del 5,6% al cierre del 2021, el más alto registrado en los últimos 80 años a pesar de los estragos de la pandemia, pero advierte que la recuperación será desigual sobre todo para las economías en desarrollo.

La multinacional especializada en finanzas y asistencia dio a conocer estas cifras en su evento público inaugural de las Reuniones Anuales de este año denominadas “Crecimiento en tiempos de crisis: ¿Qué les depara a las economías en desarrollo, celebrado en Washington, Estados Unidos.

David Malpass, presidente del Grupo Banco Mundial, explicó que debido a la pandemia de la Covid-19 la economía mundial se enfrenta a un escenario inminente de grandes retrocesos en materia de desarrollo respecto a los alcanzados en el último decenio.

“El PIB (Producto Interno Bruto) regresará el próximo año a los niveles de pre pandemia en muchas economías en desarrollo y emergentes, pero el ingreso per cápita tardará un poco más en llegar a los niveles de 2019. En muchos países la recuperación en aún más lenta, llena de desafíos complejos: el aumento de la pobreza y la brecha entre los pobres y los ricos se amplía, mientas los ingresos del 40% superior repunta rápidamente. La recuperación aún no ha empezado para el 40% inferior, el resultado ha sido un aumento marcado en la pobreza mundial”, destacó.

Debido a esta recuperación desigual, el Banco Mundial estima unas 100 millones de personas adicionales que viven en pobreza extrema en el actual contexto.

A esto se le suma que todavía es incierto si este repunte de las grandes economías se mantendrá más allá del 2021, pues existe el riesgo de que las señales de recuperación sean frágiles y puedan variar drásticamente en el corto y mediano plazo si los países no impulsan una reforma que les ayude a mantener un crecimiento estable en el futuro.

“Ha llegado el momento para marcar el curso hacia la consolidación, una que mantiene el bienestar de los ciudadanos como el principio rector, mejorando y simplificando las estructuras tributarias mientras elimina los gastos públicos, mejorando la eficiencia de los servicios, prestación de servicios y reasignando los recursos hacia los usos más productivos y que será esencial”, añadió.

A raíz de la crisis sanitaria mundial, más de la mitad de los países de bajos ingresos se han visto obligados a adquirir mayores financiamientos para hacerle frente a esta emergencia lo que ha elevado considerablemente su deuda.

Al respecto, Carmen Reinhart, vicepresidente y economista jefa del Banco Mundial, manifestó que “en la actualidad, de los 73 países de bajo ingreso que son candidatos a la iniciativa de suspensión de deuda, más de la mitad están en problemas de deuda o rápidamente acercándose a ello, un alto riesgo. Lo que significa que la reestructuración de la deuda, condonación de la deuda, tendrá que seguir siendo tema de gran importancia en la agenda del desarrollo para el futuro.”

Asimismo, Malpass consideró que el acceso masivo a la vacunación contra la Covid-19 también será vital camino a la recuperación.