...
Foto Michael

Foto Michael

Venta de pólvora en Nicaragua iniciará el próximo 28 de noviembre

El sector espera mayor demanda este año


La Asociación de Vendedores de Fuegos Artificiales iniciará su oferta al público para la temporada navideña a partir del próximo 28 de noviembre.

Los comerciantes iniciaron con las labores de construcción de sus locales en 456 puestos a nivel nacional.

José Balladares, presidente de dicha organización, aunque no ofreció una proyección de cuántos ingresos podrían percibir para esta temporada sí aseguró que tiene muy buenas expectativas sobre la demanda de estos productos.

Balladares manifestó que por ahora esperan que se mantengan los precios en la variedad de productos que ofrecen e indicó que tienen garantizado el abastecimiento.

"A partir del primero de octubre iniciamos con la construcción de las casetas en algunos puntos de Managua y en otros se espera que ocurra cuando finalicen las elecciones”, resaltó Balladares.

El sector estará siendo capacitado con equipo técnico de la Dirección General de Bomberos y la Policía Nacional sobre las medidas de seguridad que deben adoptar en locales y cómo actuar frente a cualquier emergencia.

“El 17 de noviembre iniciarán las capacitaciones que incluye a los nuevos trabajadores en un período no mayor a los 10 días como máximo para iniciar la venta de los fuegos pirotécnicos”, indicó el presidente de la Asociación de Vendedores de Fuegos Artificiales.

Como requisito de seguridad en los locales se debe garantizar conexiones eléctricas y luces solo en el exterior, así como extinguidores, agua y arena especial para sofocar cualquier incendio que ponga en riesgo la seguridad de los compradores y de los comerciantes.

En los puestos de venta de pólvora se dispondrá de lavamanos, alcohol y uso de mascarillas como medida de prevención frente a la Covid-19, a pesar de que el proceso de vacunación avanza en más del 40%, según datos oficiales.

"Esperamos que de aquí al 28 de noviembre ya hayan vacunado a unos 6 millones de personas, sin embargo, siempre vamos a usar la mascarilla, pondremos un lugar en las afueras de los locales para que las personas se laven las manos cuidando la higiene para que siempre vengan a comprar, con una separación de 1 o 2 metros para evitar aglomeración”, dijo Balladares.