...
Foto Salvador García / VosTV

Foto Salvador García / VosTV

Fotógrafos reportan ganancias “modestas” de cara a celebraciones de fin de año

Los fotógrafos de eventos sociales y graduaciones universitarias o escolares se muestran optimistas para el cierre de este año


Ana Gabriela Ugarte es fotógrafa desde hace 5 años y ofrece sus servicios tanto a marcas comerciales reconocidas en el país como a emprendedores que buscan mejorar sus ventas, sin embargo, este 2021 asegura que la pandemia de la Covid-19 tuvo repercusiones negativas en su trabajo, pues perdió varios contratos.

“Cada empresa grande pagaba 200 dólares mensuales, estamos hablando de 800 dólares al mes y ya en emprendimientos en 2017 de 1,000 dólares que ganaba al mes con ellos, hoy son 200 dólares al mes, este último no es un ingreso fijo, sino esporádico”, explicó Ugarte.

Para reinventarse y ganar más dinero, la fotógrafa de 25 años incluso ha tenido que alquilar sus equipos de trabajo. También se ha renovado y extendió sus servicios hacia los eventos sociales.

“En la situación económica actual, varios me han dicho que se van a casar y tengo 20 dólares de presupuesto para las fotos, cuando son al menos 200 dólares que antes se cobraban. Yo no rechazo eso porque hay que hacerle frente a esta situación que estamos viviendo”, añadió Ugarte.

Para Francisco Ruiz, fotógrafo con 51 años de experiencia, la realidad es distinta. Sus trabajos son más encaminados a las actividades sociales y graduaciones universitarias o de centros escolares, los que, a la fecha, ha comenzado a reactivarse.

Ruiz confirmó que en este cierre de año ya tiene trabajo garantizado con 6 colegios. Incluso tuvo que declinar algunas ofertas pues ya su agenda se encontraba “apretada”.

“Desde septiembre estoy trabajando con varios colegios tomando fotos para los títulos, con su toga y birrete, no he parado de trabajar, eso es muestra de recuperación”, expresó Ruiz.

Según este fotógrafo, este 2021 ha logrado tener más trabajo en comparación al año pasado y sus ingresos económicos han aumentado hasta en un 50%.

“He invertido mucho en equipos porque me he exigido en la calidad del trabajo; este año tuve que comprar una nueva cámara fotográfica y un monitor con mayor resolución, todo ello para brindar un mejor servicio”, finalizó Ruiz.