...
Cortesía

Cortesía

Exportaciones de arneses generan hasta octubre $499 millones a Nicaragua

La escasez de chips para vehículos no ha afectado las exportaciones de arneses (cableados) de Nicaragua hacia México


A pesar de que a nivel global hay escasez de chips para la industria automotriz, que ha provocado retrasos en la fabricación de vehículos, esta situación no se ha presentado en México, el principal comprador de arneses (cableados) nicaragüenses: hasta el mes de octubre se han alcanzado 499 millones de dólares en ingresos.

Esta cifra supera los ingresos totales de 2020, según Pedro Ortega, secretario de la Confederación Sindical de Trabajadores de Zonas Francas.

“Este es uno de los sectores que más está exportando, pese a que hay una crisis de los chips que se están empleando para la salud, sin embargo, no ha afectado a México y las órdenes de compra se mantienen lo que indica que dicho país mantiene su ritmo de producción de automóviles”, dijo Ortega.

El sindicalista no cree que en lo que resta del año la escasez de chips tenga un rebote negativo en la industria mexicana, al contrario, se espera mayor crecimiento que generará más divisas al país.

“Este año se van a sobrepasar los 500 millones de dólares en exportaciones que habíamos previsto, si se compara la cifra hasta octubre de este año comparado con los 220 millones de dólares que se obtuvieron en total en 2020, entonces vemos que hay un crecimiento de 62% con respecto al año anterior”, dijo.

Entre los factores que Ortega considera están impactando positivamente al sector es la reactivación económica de Estados Unidos, uno de los países a los que más comercializan vehículos México.

“EE.UU. ha implementado políticas económicas que incluye proporcionar a sus ciudadanos desempleados 1,400 dólares al mes, también están inyectando recursos a empresas para la reactivación de empleo sumado al proceso de vacunación contra la Covid-19, todo esto está generando mayor consumo y confianza de los compradores”, refirió.

Ortega mencionó que este crecimiento del sector ha impulsado la inversión de las 2 empresas existentes en el país que han abierto a lo largo de este año más de 1,000 plazas laborales.

“En la planta de arneses de la empresa Yazaki, de capital japonés, ubicada en occidente, se introdujo una nueva nave industrial que en total está empleando a 15 mil personas y en el caso de la empresa alemana Draexlmaier, ubicada en Nindirí, ha empleado a 1,700 personas, en total hablamos de 16,700 plazas, lo que muestra que este crecimiento aporta a Nicaragua no solo divisas sino también empleos”, manifestó.

Actualmente, más del 80% de los arneses se comercializan hacia México y el resto se destina hacia Europa y Japón.