...
EFE

EFE

Al menos 13 civiles muertos por error en un operativo militar en la India

Un equipo especial de investigación hará las averiguaciones de los ocurrido


Al menos 13 civiles resultaron muertos después de que las fuerzas de seguridad de la India abrieran fuego contra ellos por error, en un operativo contra la insurgencia en el estado de Nagaland, en el noreste del país, en una zona fronteriza con Birmania (Myanmar).

"Hubo incidentes de disparos el sábado en un área entre Tiru y la aldea de Oting que involucraron a las fuerzas de seguridad en los que 13 civiles murieron y muchos otros resultaron heridos", informó en un comunicado el gobierno de Nagaland.

Un equipo especial de investigación hará las averiguaciones de los ocurrido, aseguró el escrito que no precisa las circunstancia en que los civiles fueron atacados.

Sin embargo, en un comunicado publicado más temprano, el Ministerio de Defensa indicó que las muertes ocurrieron durante un operativo que se planificó "sobre la base de información fidedigna sobre el probable movimiento de insurgentes".

El Ministerio de Defensa "lamenta profundamente el incidente y sus consecuencias. La causa de la desafortunada pérdida de vidas se está investigando al más alto nivel y se tomarán las medidas apropiadas de acuerdo con la ley", añadió.

El despacho informó además que varios soldados sufrieron lesiones y uno de ellos murió a causa de ellas.

Fuentes policiales citadas por medios locales indicaron que la mayoría de las muertes se produjo después de que una unidad de fuerzas especiales abriera fuego contra un camión que transportaba jornaleros de un poblado cercano.

Seguido de ello, un grupo de habitantes enardecido atacó un cuartel las fuerzas lo que resultó en un enfrentamiento violento que dejó varias víctimas.

El ministro del Interior indio, Amit Shah, expresó en Twitter su angustia "por un incidente desafortunado en Oting, Nagaland", al tiempo que aseguró que una comisión de alto nivel constituido por el gobierno regional "investigará a fondo" para garantizar que se haga justicia.

El jefe de gobierno de Nagaland, Neiphiu Rio, empleó también la red social para afirmar que "el lamentable incidente que provocó la muerte de civiles en Oting (....) es sumamente condenable".

La India combate desde hace décadas a varios grupos insurgentes que luchan por la independencia de un territorio que comprende parte del territorio indio y parte de Birmania, basados en su origen étnico.