...
Imagen referencial / Cortesía

Imagen referencial / Cortesía

Comisión de Buena Voluntad propone bases para formar un "Gobierno democrático" en Nicaragua

La Comisión planteó que el próximo Gobierno de Nicaragua debe basarse en el "Estado de derecho y respeto a los derechos humanos"


La Comisión de Buena Voluntad de Nicaragua, compuesta por dos veteranos políticos y el exlanzador de la MLB Dennis Martínez, propuso este martes diez "principios fundamentales de un Gobierno democrático" para quien salga elegido presidente en las elecciones de noviembre.

El decálogo, que según la comisión debe ser mejorado con las observaciones de los aspirantes a la presidencia, destaca principios como el de "vivir en una nación incluyente, democrática y participativa", construir "un país basado en el derecho internacional" y o la "justicia transicional e igualdad ante la ley".

La Comisión planteó que el próximo Gobierno de Nicaragua debe basarse en el "Estado de derecho y respeto a los derechos humanos", garantizar la "seguridad y ser libres de violencia" y el "bienestar ciudadano superando desigualdades".

Los otros tres principios democráticos propuestos son el énfasis en la "economía competitiva y sostenible", la "educación, cultura, deportes y autonomía universitaria", y la "armonía y sostenibilidad medioambiental".

Según la Comisión de Buena Voluntad, "casi la totalidad de las personas aspirantes a la candidatura presidencial (por la oposición) ha respondido de manera positiva a participar de esta iniciativa".

Actualmente hay ocho aspirantes a la presidencia por parte de la oposición, siete de los cuales han reconocido y firmado acuerdos previos con la Comisión de Buena Voluntad.

La Comisión es integrada por el embajador de Nicaragua en Estados Unidos y ministro de Educación durante el primer Gobierno sandinista (1979-1990) Carlos Tünnermann; el empresario radial y excandidato a la presidencia Fabio Gadea Mantilla, y el exlanzador de las Grandes Ligas Dennis Martínez.

Dicha comisión fue creada para convencer a la oposición de que se una en una sola fuerza para enfrentar en las elecciones del 7 de noviembre próximo al presidente Daniel Ortega, quien espera extender por cinco años más su primacía de 42 años sobre la política nicaragüense, entre ellos los 17 años que estuvo en la oposición y que, según sus propias palabras, "gobernó desde abajo".