...
Imagen referencial / Cortesía

Imagen referencial / Cortesía

Nicaragua gestiona repatriación de niño abandonado en desierto de Texas y su mamá

La madre del menor continúa desaparecida


El Gobierno de Nicaragua informó este lunes que gestiona la repatriación del niño de 10 años encontrado recientemente en el desierto de Texas, Estados Unidos, tras ser abandonado por un grupo de migrantes con el que viajaba.

“Se conformó una comisión interinstitucional, integrada por el Ministerio de la Familia y Policía Nacional, con el objetivo de realizar los procedimientos de repatriación del niño y brindar acompañamiento a sus familiares”, informó la institución policial a través de una nota de prensa.

De acuerdo con la Policía Nacional como parte de las investigaciones del caso, “a partir del conocimiento de la noticia, se conformó un equipo técnico integrado por investigadoras de la Comisaría de la Mujer, oficiales de Auxilio Judicial e Inteligencia policial, con la finalidad de indagar los hechos y circunstancias relacionados al niño nicaragüense”.

En su comunicado, la institución resalta que ubicaron y realizaron una entrevista al padre del menor y se solicitó cooperación policial internacional.

“A las autoridades estadounidenses, quienes informaron que el niño nicaragüense se encuentra en buen estado de salud.

A las autoridades mexicanas para la ubicación de la ciudadana nicaragüense, madre del niño, reportada como desaparecida en territorio mexicano. Las autoridades mexicanas comunicaron que no tienen registros de ingreso o salida de México a su nombre”, refiere la nota de prensa.

Más: Mamá de niño abandonado en desierto de Texas está “secuestrada”, afirma un tío del menor

La Policía Nacional además resaltó que solicitaron cooperación a la Organización Internacional de Policía (Interpol) para la búsqueda y localización de la madre del menor.

“La Policía Nacional continúa en permanente comunicación con autoridades policiales estadounidenses, mexicanas y de Interpol, para la localización y repatriación de la ciudadana nicaragüense”, expresa el comunicado.

En declaraciones a medios nacionales, la abuela materna del menor relató que él y su hija salieron de Nicaragua huyendo del calvario que vivían a causa de la violencia que les imponía el padre del niño, las autoridades nicaragüenses no se han referido a esta versión.

La historia del niño, se conoció luego de que se hizo viral el video en el que se le observa solo en medio del desierto y, entre llantos, le dice a un oficial de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP): "¿Me puede ayudar? Yo venía con un grupo, y me dejaron botado y no sé dónde están".

En una entrevista que le hizo la cadena televisiva Univisión, en Estados Unidos, al tío del niño, este afirmó que la mujer y su hijo viajaban por tierra, y fueron secuestrados en México, pero que el menor fue liberado del lado norte de la frontera tras el pago de un rescate.