...
Foto Cortesía

Foto Cortesía

Ministerio Público "entrevista" a editores del diario La Prensa

“Hay un intento de convertir el ejercicio del periodismo en un delito”, denunció el periodista Fabián Medina


Eduardo Enríquez, editor en jefe del diario La Prensa, afirmó que este medio de comunicación no tiene nada que ocultar sobre la cooperación lícita que recibió en algún momento de la extinta Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH), la cual se trató de apoyos en especie como equipos y capacitaciones para ese rotativo.

Enríquez, junto al periodista Fabián Medina, director de la revista Magazine y la sección Domingo del diario La Prensa, fueron convocados el jueves a comparecer en el proceso de investigación que lleva en curso el Ministerio Público contra la precandidata presidencial Cristiana Chamorro por el supuesto delito de gestión abusiva, falsificación ideológica en concurso real con lavado de dinero, bienes y activos a través de FVBCH.

Tras más de una hora de entrevista con la fiscal a cargo del caso, Enríquez manifestó a los medios de comunicación que fue interrogado sobre los vínculos de La Prensa con la FVBCH y acuerdos entre ambas partes.

“Si uno lee las declaración pues es bien insulsa, da pesar porque sabemos que en este país sí hay verdadero lavado de dinero, sí hay verdaderos criminales en la calle, sí hay verdaderos delincuentes asaltando y haciéndole la vida imposible a las personas en los barrios y a esta gente (a los fiscales) desgraciadamente la tienen ocupada en un tema tan tonto como este”, señaló Enríquez.

En tanto, Medina, al salir de la citatoria, denunció que estos llamados de la Fiscalía, son un claro ataque del Gobierno a la prensa independiente del país como parte de una estrategia para criminalizar la labor que ejercen los hombres y mujeres de prensa.

El periodista relató que la fiscal que lo interrogó le insistió en lo que él hacía en su ejercicio periodístico, las fuentes que consulta y hasta le señaló que las opiniones que éste emite es sus columnas en el diario La Prensa pueden calificarse como un delito.

“Hay un intento de convertir el ejercicio del periodismo en un delito a través de definir ellos qué cosa es mentira, por ejemplo: ellos pueden decir esto es mentira, que sí crea zozobra o no crea zozobra, que está basados en sus leyes. Es una campanada de alerta que debería de hacernos pensar a todos porque se trata de tocar un derecho fundamental de la sociedad nicaragüense que es que nosotros podamos seguir haciendo periodismo sin temor a que nos echen presos por ello”, resaltó.

El periodista manifestó que no ha cometido ningún delito en el ejercicio de su profesión, relató este jueves que aunque no lo hicieron constar en el acta final de su declaración, la fiscal también le insistió en señalarle que su labor incurría en la violación a la Ley Especial de Ciberdelitos.

“Me fue muy insistente en que muchas de las cosas que yo estaba haciendo, por el hecho de opinar incluso en mi columna, me leyó que una parte era delito", señaló.

La Ley Especial de Ciberdelitos fue aprobada por el Gobierno dentro de un paquete de leyes calificadas por sectores opositores como punitivas contra voces críticas.

Bajo esta normativa también fue cuestionado recientemente el periodista Wilfredo Miranda del medio digital de noticias Divergentes, cuando fue entrevistado en la Fiscalía.

“De repente te empiezan a hablar de ciberdelitos y que nosotros publicamos noticias falsas, lo cual pues obviamente fui claro en decirle que eso no tenía ningún sentido, que era totalmente falso lo que me estaba afirmando. El fiscal dijo que no era una afirmación, que me lo estaba preguntando, a mi me pareció que era una falta de respeto y así se lo hice saber”, declaró sobre la normativa el periodista Eduardo Enríquez.

Con Enríquez y Medina ya son más de 20 los ciudadanos, entre periodistas, dueños de medios de comunicación e intelectuales los que han sido llamados a la Fiscalía, la mayoría en calidad de “testigos”.

En el caso de Enríquez, deberá acudir nuevamente a la fiscalía este 15 de junio para entregar documentos legales que demuestran la cooperación que la FVBCH mantuvo con La Prensa.