...
Michael García / Vos TV

Michael García / Vos TV

Parroquia de Las Sierritas valora que feligreses tengan cercanía con la imagen de “Minguito”

Este año la iglesia canceló las procesiones del 1 y el 10 de Santo Domingo.


La Parroquia Santo Domingo de Guzmán de Las Sierritas está valorando si durante las fiestas patronales de Managua podrían permitir el ingreso al templo a un número reducido de fieles católicos para que tengan mayor cercanía con la diminuta imagen y eleven sus intensiones a la misma.

La Parroquia está analizando una serie de medidas que permitan a los devotos cumplir sus promesas para con el Santo, luego que la Arquidiócesis de Managua cancelara las procesiones de 1 y el 10 de agosto para evitar los contagios por la Covid-19.

El padre Boanerges Carballo, párroco de la Iglesia Santo Domingo de Las Sierritas, especificó que las actividades de orden litúrgico y de piedad se van a realizar a puerta cerrada y serán transmitidas a través de las redes sociales de la parroquia.

Aseveró que en algunas celebraciones invitarían a devotos y tradicionalistas de estas fiestas.

“Estamos considerando la posibilidad de que este año la imagen pueda ser vista de alguna manera por algunas personas que vengan, el año pasado mucha gente vino, estuvo en la puerta y la población elevó sus oraciones, estamos viendo qué medidas podemos tomar para que la imagen pueda ser más visible”, dijo Carballo.

Actualmente, el llamado que hizo la iglesia a los fieles es que desde los hogares se eleven altares en honor a Santo Domingo y desde ahí en familia se promueva la oración.

“Acceder al templo va a ser difícil porque como en todas estas situaciones estamos tratando de establecer un número máximo de personas para que cuando hayan actividades, en la bajada por ejemplo, no haya aglomeraciones. Deseamos que venga una representación del comité, porque la capacidad del templo es muy limitada”, manifestó Carballo.

El sacerdote señaló que van reforzar las medidas de seguridad dentro y fuera del templo para evitar el riesgo de contagio por la Covid-19. El religioso destacó que no quieren repetir la situación del año pasado, cuando algunos devotos trataron de ingresar y bajar de su nicho la imagen de “Minguito”.

“Por esas personas que vinieron el año pasado a rezar en las puertas del templo es que vamos a ver si podemos hacer un gesto de cercanía con la imagen, ya lo que pasa en la calle será responsabilidad de cada persona, nosotros vamos a cuidar hasta donde sea posible el protocolo dentro del templo y en actividades propiamente religiosas, actividades en la calle solo nos queda hacer el llamado a ser precavidos”, finalizó Carballo.