...
Foto cortesía

Foto cortesía

Organización reporta 46 femicidios y 76 en grado de frustración hasta el mes de julio

Hasta julio se han contabilizado 76 femicidios en grado de frustración, 21 casos más durante el mismo período del año pasado.


Hasta julio del 2021 se registraron en Nicaragua 46 femicidios, cuatro más que al año pasado durante el mismo período, según la organización Católicas por el Derecho a Decidir.

La organización además contabiliza 76 femicidios en grado de frustración, 21 más que en el mismo período del año pasado.

Maricé Mejía, enlace nacional de la Red de Mujeres Contra la Violencia (RMCLV), explicó que 32 de los casos de femicidios ocurrieron en el ámbito privado, es decir, dentro del núcleo familiar de la víctima.

“La casa se ha convertido en un lugar de peligro, un lugar que debería de ser seguro y es donde están siendo asesinadas (las mujeres) por las parejas, exparejas, personas conocidas dentro del ámbito familiar, y que no están siendo castigados, no están siendo procesados, además no garantizan el acceso a la justicia”, explicó Mejía.

21 de los 46 casos de femicidios se encuentran en un proceso judicial o sentenciado, mientras el resto ha quedado impune, según la organización.

“Hay que aclarar que el acceso a la justicia no solo es encarcelar al culpable, el acceso a la justicia tiene que ver con la reparación de los daños, hacerse cargo con atención psicológica a los niños que quedan huérfanos, proteger a la familia y que las mujeres que lograron salvarse de esta situación cuenten con los recursos necesarios para recuperarse a nivel emocional, al nivel físico y a nivel económico”, recomendó Mejía.

Martha Flores, activista de Católicas por el Derecho a Decidir, aseguró que la impunidad se genera desde que se da la liberación de condenados a 30 años de prisión por casos de femicidios.

Flores recordó el caso del empresario Roberto Emilio Estrada Zamora, quien fue puesto en libertad por el Poder Judicial el 3 de julio, por supuestamente “padecer de enfermedades crónicas”.

Según la activista feminista, Estrada Zamora fue condenado a 38 años de cárcel por la muerte de su esposa Saribel Abad Urcuyo, el 2 de julio del 2018 y no llegó a cumplir ni los tres años de prisión. A su juicio, esta es una señal que deja en evidencia que podrían salir más femicidas en libertad.

“Estos actos de impunidad, estos beneficios están dando un mensaje a los violadores, acosadores y femicidas, dejarles libres es darles luz verde a que sigan ejecutando acciones en contra de la vida de la mujer y no serán condenados debidamente”, finalizó Flores.

Producto de los femicidio al menos 53 niños y niñas han quedado huérfanos este año.

Managua, Matagalpa, la Costa Caribe Sur y Norte son los departamentos con mayores casos de femicidios.