...
Foto Cortesía

Foto Cortesía

Presidente Daniel Ortega critica a países ricos que se "lucran" con la pandemia de la Covid-19

El mandatario arremetió contra las naciones desarrolladas por no apoyar a las naciones pobres en esta emergencia sanitaria.


El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa y vicepresidente, Rosario Murillo, emitieron nuevamente un discurso contra el gobierno de Estados Unidos a quien señalaron de intervencionista, invasor y promotor del terrorismo.

"Estados Unidos ha estado detrás de los grandes actos de terrorismo que se han dado en los tiempos que se convirtió en potencia y comenzó a disputarles territorios a las otras potencias del planeta", acusó el mandatario durante su discurso en el acto público del 42 aniversario de Ejército de Nicaragua.

Murillo, en alusión a las sanciones particulares que Estados Unidos le ha impuesto a ella y parte de su familia y a una larga lista de funcionarios de su gobierno por actos de corrupción y violaciones de derechos humanos, declaró:

"Aquí los yankis ni han podido ni podrán, que se den cuenta que los pueblos merecemos respeto y que no es con chantajes, no es con agresiones particulares que pueden cambiar esa decisión que es imbatible de continuar caminando soberanamente como seres libres, porque Dios nos hizo libres, no nos hizo esclavos y no nos hizo sometidos a los imperios esclavistas, genocidas y terroristas de la tierra", dijo.

Por otro lado, el presidente Ortega acusó a los países ricos del mundo de no ser solidarios por supuestamente no tener disposición de volcar recursos para las naciones en vías de desarrollo y de lucrarse económicamente con la pandemia.

"Los ricos más ricos de nuestro planeta sencillamente piensan nada más en hacerce más ricos incluso haciendo negocio con la pandemia, claro que hacen negocio con la pandemia y acumulan más riqueza ante la tragedia. Empresas que han multiplicado sus ingresos gracias a la pandemia, falta el espíritu cristiano en este planeta", expresó.

Eo mandatario nicaragüense no mencionó en su discurso que el Ministerio de Salud (Minsa) por órdenes de su administración cobra 150 dólares a los viajeros que necesitan realizarse la prueba de Covid-19 a pesar que éstas han sido donadas al país, también obvió que la mayor parte de vacunas que ha recibido Nicaragua para hacerle frente a la pandemia han sido donadas por países ricos entre ellos Estados Unidos y la Unión Europea.

Ni el presidente Ortega ni el jefe del Ejercito de Nicaragua, general Julio César Avilés, se refirieron a la masacre de 13 indígenas ocurrida en días recientes en la Costa Caribe Norte de Nicaragua.