...
Foto Héctor Escobar / VosTV

Foto Héctor Escobar / VosTV

Comerciantes de flores y limpiadores de cementerios con buenas expectativas para el 2 de noviembre

El Gobierno de Nicaragua declaró asueto a cuenta de vacaciones los días 1 y 2 de noviembre por el Día de los Difuntos


Comerciantes de flores ubicados en las afueras del Cementerio Periférico de Managua tienen altas expectativas de ventas para este próximo 2 de noviembre, fecha en que los nicaragüenses conmemoran el Día de los Fieles Difuntos.

Los vendedores confían en que las ganancias sean más que las registradas en 2020.

VosTV

“Hay abastecimiento de flores por ende los precios se mantienen igual que el año pasado, la gente está viniendo más, confiando en Dios las ventas estarán buenas”, dijo Clarisa Aragón, comerciante de flores.

La comerciante explicó que el moño de 3 girasoles cuesta 50 córdobas, precio que puede elevarse en dependencia de la cantidad.

En el caso de la rosa la unidad cuesta 50 córdobas, pero también las ofertan a 3 por 100 córdobas, el moño de lirios y laureles está desde los 50 hasta 300 córdobas, los laureles se ofrecen a 3 por 100 córdobas, pero si la cantidad es mayor en igual medida se eleva su precio.

También ofrecen las llamadas coronas florales que muestran un precio entre 500 y 1,200 córdobas; en el caso de canastos con margaritas artificiales de diferentes colores el precio más económico es de 300 hasta de 1,200 córdobas.

En este campo santo también concurren con carretones, picos, machetes y palas trabajadores que se dedican al servicio de limpieza de sepulturas y pasteo, es decir, quienes aplican pasta de lustrar y cera sobre las bóvedas.

Doroteo Paniagua, de 79 años, se dedica a estas labores desde hace 2 décadas.

“Por lo general yo suelo trabajar nada más con los 26 clientes que tengo, a los que mensualmente les brindo mi servicio limpiándoles, dándoles mantenimiento a las sepulturas a un precio de 200 y 300 córdobas, en el caso de las tumbas que se pastean el precio es de 500 córdobas al mes; mi objetivo el 2 de noviembre es que los dueños encuentren limpias las sepulturas, no suelo venir ese día, es cansado para mí”, expresó Paniagua.

Margarito Montenegro, quién también ofrece la limpieza de las tumbas, espera este 2 de noviembre poder tener más ganancias siempre y cuando la población acuda a los cementerios.

“Cobramos según lo que haya por hacer en la sepultura, ya hemos visto su gentecita en el cementerio, eso nos alegra, esperamos que el 2 de noviembre esté mejor, Dios no nos desampara, siempre nos acompaña”, destacó Montenegro.

Sin embargo, otro trabajador consultado, quien prefirió omitir su nombre, no tiene buenas expectativas de ganancia para este día.

“No creo que venga mucha gente ese día, usted sabe, la gente se está cuidando por la pandemia y como vienen bastantes personas, evitan la aglomeración”, argumentó.

Cada 2 de noviembre las familias nicaragüenses acuden a los cementerios para pasar un momento con sus parientes fallecidos, algunos les dejan ofrendas florales en tanto otros elevan oraciones.