...
Foto Cortesía

Foto Cortesía

Recuperación post pandemia requerirá de inversión en sector alimentos y salud, según Cepal

Actualmente, existe una agudización en la mal nutrición de la región


En el escenario actual que enfrenta la región con la crisis sanitaria por la Covid-19, la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (Cepal) recomendó que “dado su carácter esencial, la producción de alimentos junto al sector salud debe estar en la primera línea de prioridades de financiamiento e inversión para la fase de recuperación y transformación post pandemia”.

En la reciente Conferencia de Ministros de Agricultura de las Américas realizada en Costa Rica, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, se refirió a la agudización de la doble carga de mal nutrición que azota a la región, es decir, la ocurrencia simultanea de desnutrición y sobrepeso estimulada por el incremento de la pobreza y el alto costo de los alimentos.

Resaltó que “el costo económico de esta doble carga puede alcanzar hasta el 10% del Producto Interno Bruto (PIB) en algunos países, eso es lo que estimamos en Cepal y frente a este escenario estamos planteando la necesidad de conectar la emergencia con la recuperación y la década de la acción para enfrentar los principales desafíos del planeta, es decir, construir un nuevo futuro: una recuperación transformadora con igualdad y sostenibilidad”.

Más allá de los efectos negativos de la pandemia de la Covid-19 sobre los sistemas agroalimentarios, Bárcena afirmó que la crisis sanitaria plantea también una gran oportunidad para hacer de estos sistemas más robustos, inclusivos, sostenibles y competitivos.

“Para transitar hacia esta dirección necesitamos potenciar nuestro rol como región proveedora de alimentos para el mundo, pero sin afectar nuestra biodiversidad y ecosistemas frágiles. Tenemos que transitar hacia sistemas y prácticas de producción más agroecológicas basadas en soluciones que están enfocadas en la naturaleza y la bioeconomia”, dijo.

El aprovechamiento de la riqueza en agrobiodiversidad, cultural y en conocimientos ancestrales, científicos y modernos, las tecnologías digitales, ciencias biológicas, la producción para la exportación y para mercados locales, el comercio global e intrarregional de alimentos así como la promoción de estilos de vida más saludables también serán determinantes en este proceso de recuperación.