...
INSS / Cortesía

INSS / Cortesía

Jubilados reciben menos pensión y pagarán más en recibos de energía eléctrica

Los jubilados también se verán afectados con la entrada en vigencia del tercer recorte de subsidio energético


Con la entrada en vigencia del tercer ajuste a la tarifa energética, los jubilados pagarán las consecuencias en la factura de consumo de energía eléctrica del mes de febrero debido a que los adultos mayores que consuman más de 150 kilovatios hora al mes, perderán automáticamente el beneficio de recibir el 50% del subsidio energético.

Por su parte, expertos en seguridad social, aseguran que esos cambios violan la “Ley del Adulto Mayor”, la cual establece que las personas jubiladas gozarán de una rebaja del 50% en su factura, independientemente del consumo total.

"En el artículo 7 de la Ley 720 se establece que los jubilados tienen derecho al subsidio del 50% del total de la factura de energía, pero este beneficio no está siendo aplicado a ningún jubilado, aunque hay una sentencia de la (Corte Suprema de Justicia) CSJ para su debida aplicación”, explicó Manuel Ruiz, experto en seguridad social.

Manuel Ruiz, experto en seguridad social / Jimmy Romero

A partir de febrero del año 2019, un total de 30 mil nuevos jubilados se vieron afectados con la reducción del 10% en sus pensiones, luego que el Gobierno cambiara el reglamento de la Ley 539, Ley de Seguridad Social, para modificar la fórmula del pago de las pensiones por vejez, viudez, invalidez y muerte, lo que los ha afectado económicamente.

"Ese jubilado que ingresa a la planilla de pensionados ya no tendría el 40% de su cuantía (pensión), perdiendo poder adquisitivo. Si lo comparamos con el valor actual de la canasta básica, al tener esa reducción en su pago, se pone en riesgo de indefensión (los pensionados) y entran en pobreza y extrema pobreza”, afirmó el experto.

Desde que el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) entró en una crisis administrativa, el Gobierno viene aplicando medidas de ajustes que golpean a unos 170 mil jubilados, asalariados y empresarios, quienes han empezado a pagar por su aporte patronal a la institución.