...
Foto Cortesía

Foto Cortesía

Banco Mundial no mejora proyección de crecimiento económico para Nicaragua

El Banco Mundial estimó en marzo que la economía de Nicaragua en 2021 crecerá un 0,9%.


La economía en Centroamérica crecerá este 2021 en un 4,8%, según el más reciente informe del Banco Mundial (BM), sin embargo, en el caso de Nicaragua, la entidad mantiene su proyección de crecimiento en 0,9% para este año, el mismo porcentaje que había previsto en marzo pasado.

En cuanto a la economía global, esta aumentará un 5,6%, aunque de manera desigual producto de los efectos de la pandemia, destacó el BM.

En el istmo, el crecimiento estará sujeto al envío de las remesas y por el aumento en los precios de los productos básicos, suponiendo además en que haya un avance moderado en la distribución de vacunas contra la Covid-19 en la mayoría de los países.

“Si bien existen signos de recuperación mundial que se reciben con agrado, la pandemia sigue generando pobreza e inequidad en la población de países en desarrollo de todo el mundo. Es fundamental que se lleven adelante, a nivel mundial, iniciativas coordinadas destinadas a acelerar la distribución de vacunas y el alivio de la deuda, en especial, para países de ingreso bajo”, expresó el presidente del Grupo Banco Mundial, David Malpass.

Malpass refirió que a medida que la crisis de salud se mejore los encargados de formular políticas deberán abordar los efectos perdurables de la pandemia y tomar medidas para impulsar un crecimiento ecológico, resiliente e inclusivo para proteger, al mismo tiempo, la estabilidad macroeconómica.

A criterio del sociólogo y economista Oscar René Vargas, el deterioro de la situación política actual derivado del proceso preelectoral va en contra de tal pronóstico, lo que estaría provocando un deterioro en las posibilidades de una reactivación económica para este año.

“Es posible que esa proyección realizada antes de los últimos acontecimientos sea en números negativos porque se va a reducir la inversión nacional como internacional, otro factor es que el empleo no mostrará signos de recuperación, no habrá mejora en la adquisición de la canasta básica”, auguró Vargas.

Según el economista, dentro de los factores positivos en pro de la economía nacional está que pueda mantenerse el crecimiento de las remesas que a la fecha alcanzan casi los 700 millones de dólares así como las exportaciones que están variantes.

“La perspectiva del Gobierno es crecer entre 2.5 y 3.5%, pero carece de base porque son estimaciones basada en el primer trimestre del año pasado, si calculamos con los datos del primer trimestre de 2021 con 2018 hay un decrecimiento del 4.8%, es una ilusión que quiere vender en este periodo electoral”, agregó Vargas.

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) pronostica un 3.7% de crecimiento económico para el país, sin embargo, otros organismos son menos optimistas: el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que sea del 0.2% y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) estima que será del 1.3%.