...
Foto Cortesía

Foto Cortesía

Remesas continúan creciendo: al mes de julio acumulan $1,206.8 millones

Solo en el mes de julio la suma recibida fue de 176.6 millones de dólares


De acuerdo con el reciente informe de Banco Central de Nicaragua (BCN), las remesas hasta el mes de julio suman $1,206.8 millones, es decir, crecieron en un 18% comparado con igual período de 2020, cuando se recibieron $1,023.0 millones.

Solo en el mes de julio la suma recibida fue de 176.6 millones de dólares, registrando un aumento de 8.7% con respecto a igual mes del año pasado, cuando se percibieron $162.4 millones.

En cuanto a los principales países de origen de las remesas en primer lugar se encuentra Estados Unidos con el 62.2% del total, seguido de España con el 15.2%, Costa Rica con el 12.5%, Panamá con el 3.3% y Canadá con el 1.6%, que en conjunto representaron el 94.7 por ciento del total.

A detalle, de enero a julio las remesas procedentes de EE.UU. registran $754.5 millones, de España $179.6 millones, de Costa Rica $153.6 millones, procedente de Panamá $41.2 US$, de Canadá $17.1 millones, México $3.5 millones, El Salvador $7.1 millones y otros países $50.2 millones.

El economista Cirilo Otero explica que Costa Rica, que por mucho tiempo se mantuvo como segundo país de origen de remesas, ahora figura en tercer lugar desplazada por España porque los nicaragüenses están optando por migrar hacia Europa.

“Hay un límite en la economía costarricense porque es mediana y no va creciendo tan aceleradamente, hemos notado que las remesas de ese país están en tendencia decreciente sumado a que los connacionales ven otros países como opción para buscar empleo”, señala Otero.

A su vez, el experto añade que estos ingresos vienen a incrementar la capacidad de compra de los habitantes nicaragüenses que en su mayoría lo utilizan en adquirir equipos electrónicos.

Son muy pocos quienes deciden invertir dicho capital, indica.

A su juicio, eso genera un riesgo pues cuando haya una crisis que afecte el envío de dinero la economía familiar se vería comprometida, es decir, sería insostenible.

“Para la economía nicaragüense las remesas son sumamente importantes porque hasta ahora no hemos crecido ni variado el tipo de productos en nuestros procesos de producción, por lo cual estas remesas han venido a sustituir ese ambiente necesario para hacer crecer más la economía”, finaliza el experto.