...
Miguel Ruiz / VosTV

Miguel Ruiz / VosTV

Dos zonas francas de capital asiático solicitan permiso al Gobierno para comprar vacunas anticovid

Las empresas están a la espera del Gobierno, a fin de poder inmunizar a sus colaboradores


Al menos dos empresas, una de capital chino y otra coreano, de la industria de zonas francas establecidas en Nicaragua le han propuesto al Gobierno que les permita comprar vacunas contra la Covid-19 e inocular cerca de 60,000 trabajadores, confirmó a VosTV Miguel Ruiz, presidente de la Central Sandinista de Trabajadores José Benito Escobar (CST-JBE), sin detallar el nombre de ambas compañías.

De acuerdo a Ruiz, dicha solicitud se hizo al presidente Daniel Ortega de forma bipartita entre los empresarios y sindicalistas a través del Comisión Nacional de Zonas Francas (CNZF).

“Hay voluntad política y económica de ciertos grupos empresariales de poder comprar la vacuna para hacerle frente a la pandemia y que la fuerza laboral en este sector no sea afectada (…) La Comisión Nacional de Zonas Francas ya le presentó la propuesta al presidente de la República y estamos en esa gestión esperando respuesta”, aseguró.

De obtener una respuesta positiva del Gobierno, las vacunas adquiridas por estas dos empresas se administrarían por el personal sanitario del Ministerio de Salud (Minsa) en sus parques industriales.

“Lo que vamos a hacer nosotros y las empresas es facilitar los parques y que los trabajadores salgan a vacunarse de acuerdo a la capacidad de las vacunas y de acuerdo a las indicaciones que tenga la autoridad del Minsa”, dijo Ruiz.

Mientras llega la contestación del ejecutivo a esta petición, las empresas del rubro mantienen estrictos protocolos de bioseguridad dentro de los parques industriales para evitar la propagación de virus y también han garantizado permisos para aquellos trabajadores que están en edad de vacunarse puedan hacerlo.

El sindicalista manifestó que esta iniciativa privada de adquirir vacunas obedece a que desde el inicio de la pandemia, el sector zona francas en Nicaragua ha registrado un incremento de entre 5% hasta 15% de ausencias de trabajadores a causa de esta enfermedad, lo que ha afectado la productividad de las empresas y pérdidas económicas que emplea actualmente a unos 130,000 trabajadores.

“Eso significa que en una planta donde hay alrededor de 2,000 a 3,000 trabajadores, estamos hablando de más de 200 trabajadores que por planta están saliendo por problemas de enfermedad, subsidio, permisos sindicales y eso tiene un impacto directo en la actividad productiva de cada una de esas empresas, pero lo más grave es el impacto que tiene en la salud del trabajador”, expresó Ruiz.

“Nos parece a nosotros como trabajadores que el Gobierno debe valorarla (la propuesta) y evaluarla de manera rápida y oportuna porque tenemos afectaciones en las maquilas muy importante,” agregó.

Asimismo, no descartó que otras empresas de este rubros productivos como la industria del tabaco, bananera, minera, comercio y servicios, entre otras, puedan replicar esta solicitud al ejecutivo para asegurar la inmunización a su fuerza laboral.

No obstante, la preocupación del sindicalista en torno a esta solicitud, es la falta de disponibilidad de la vacuna por parte de las empresas productoras debido a la alta demanda del inoculante a nivel mundial.

“Las grandes farmacéuticas, tanto norteamericanas como Pfizer o de la India, o de la misma Sputnik V, es que tienen muchos pedidos, muchas órdenes sobre vacunas, están saturados y no hay capacidad de poder vender la vacuna de esta forma (a privados), solamente a través (de compras) del Gobierno, por eso estamos utilizando el mecanismo utilizando las instancias adecuadas”, resaltó.