...
Foto Cortesía

Foto Cortesía

El Salvador eleva restricciones en volúmenes de importación de queso nacional, denuncia Canislac

El sector teme un cierre total de uno de sus principales mercados de exportación


La Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo (Canislac) denunció que El Salvador está elevando nuevamente las restricciones en los volúmenes de importación del queso nacional.

Por planta la reducción va desde el 10% hasta el 50% y hasta el momento las autoridades correspondientes no brindan ninguna justificación ante este escenario.

Según Canislac, la situación ha venido a reducir la velocidad de crecimiento de las exportaciones pasando de 12% a 9%.

El sector argumentó que el país está violando el Tratado de Integración Económica Centroamericano.

A la fecha, se han exportado hacia esa nación 54 millones de kilogramos (kg) de producto, que significan 156 millones de dólares. En igual periodo del año pasado se comercializó 49 millones de kg y en valores se captó 143 millones de dólares.

A pesar de que en el comparativo interanual hay un crecimiento, el sector aduce que este podría ser aún mayor si no se aplicaran las medidas restrictivas.

"El comportamiento de exportaciones no se ve reflejado en pérdidas porque en el comparativo en igual periodo del año pasado vemos que han salido 5 millones de kg más, sin embargo, fácilmente podríamos estar en seis o siete millones de kg superando el año pasado, lo cual no ha sido posible debido a las medidas que ha venido estableciendo", dijo Oscar López, director ejecutivo de Canislac.

López explicó que las plantas nicaragüenses han incrementado sus capacidades de procesamiento lo cual no ha sido reconocido por El Salvador.

A su juicio, deberías haber plantas con una capacidad de volumen de exportaciones arriba de los 15 contenedores, pero apenas han llegado a 7.

"Básicamente lo que están haciendo es poner en riesgo la lechería del país, ya se lo hemos manifestado al Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria (IPSA), también tuvimos una reunión con el Ministerio Fomento, Industria y Comercio (Mific) hace un par de meses donde planteamos casos puntuales de estas medidas, no queremos decir que se cerraron plantas, pero algunas están parqueadas parcialmente", sostuvo.

López señaló que el sector ha venido invirtiendo en infraestructura y capacidad técnica sanitaria con el acompañamiento del IPSA para cumplir con los requerimientos sanitarios de El Salvador.

"Sabemos que se ha solucionado el problema con 2 plantas, pero hay 4 que están en riesgo en cuanto a sostener sus volúmenes de exportación, esto tendrá un impacto con los productores con los que han sostenido el acopio de leche, de mantenerse la situación lo lógico es que disminuirá dicho acopio", agregó.

López manifestó que urge una fluidez del comercio para las plantas procesadoras de productos lácteos, pues de no lograrse habrá pérdidas económicas para más de 140 mil familias.

El sector pidió al IPSA y al Mific buscar un encuentro bilateral con autoridades sanitarias y comerciales de ambos países para encontrar una salida a la situación.

Las restricciones se vienen implementando desde finales de mayo, pero en los meses de agosto, septiembre y lo que va de octubre el problema se ha ido agravando y temen que suceda lo mismo que con Honduras, que desde hace 5 años no permite ingreso de leche fluida nacional.